Valladolid vivirá este domingo la jornada más calurosa de las ferias, con 35 grados

Termómetro en el Paseo de Zorrilla a las siete de la tarde. /Ramón Gómez
Termómetro en el Paseo de Zorrilla a las siete de la tarde. / Ramón Gómez

Agosto concluye sin lluvias, iguala al mes más seco de la historia y prolonga un periodo de 45 días sin precipitaciones

J. Sanz
J. SANZValladolid

El termómetro volverá a rondar este domingo los 35 grados en la jornada previsiblemente más calurosa de las presentes ferias (con una mínima esta noche de 18), que dará paso a partir de mañana a un descenso progresivo de las temperaturas a lo largo de la próxima semana fruto de «la probable llegada de aire frío de procedencia atlántica en niveles altos de la atmósfera», según apunta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). No será nada serio, en principio, aunque sí existe una cierta (razonablemente alta) probabilidad de que puedan producirse lluvias a mediados de semana. El sol, por ahora, continuará brillando y la ausencia de nubarrones prolongará una racha inédita de sequía que alcanza ya los 45 días consecutivos (desde el 20 de julio) después de un mes completo de agosto en el que no se recogió un solo litro en la capital.

El recién concluido mes igualó así al más seco de la historia, como fue el agosto de 1991, cuando tampoco cayó una gota en la capital. Y no es que sea un registro alarmante si se tiene en cuenta que este mes es tradicionalmente el segundo más seco del año (lo habitual es que se recojan 16 litros por metro cuadrado), aunque sí significativo después del segundo arranque del año más lluvioso desde que existen registros (finales del siglo XIX). De manera que hasta ahora se han recogido 437 litros por metros cuadrado en la capital, una cantidad superior ya a la media habitual del año entero (433), aunque lo cierto es que hace mes y medio que no llueve y las previsiones son poco halagüeñas (buenas para las ferias) en este sentido.

Bajarán las temperaturas, especialmente a partir del martes, hasta situarse por debajo de los treinta grados con mínimas de trece, y solo se atisba cierta inestabilidad del miércoles en adelante, cuando la probabilidad de precipitaciones supera el cincuenta por ciento. De producirse serían, en principio, de carácter débil.

Septiembre, sobre el papel, es un mes más húmedo que los pasados, con una media de 31 litros por metro cuadrado. Julio y agosto, al contrario, son los más secos (13 y 16 litros) y, de hecho, en los últimos diez años son ya cuatro los agostos que han dejado cantidades inapreciables o nulas de lluvia (2010, 2014, 2016 y 2018).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos