Valladolid se suma a la iniciativa de la ONU sobre salud y cambio climático

Paneles informativos sobre la limitación de velocidad en toda la ciudad por los altos niveles de contaminación./El Norte
Paneles informativos sobre la limitación de velocidad en toda la ciudad por los altos niveles de contaminación. / El Norte

El compromiso surge de la Cumbre sobre Acción Climática de Naciones Unidas que tendrá lugar en Septiembre

EL NORTE

El Ayuntamiento se sumó hoy al llamamiento realizado por el Secretario General de la ONU, António Guterres, para lograr una calidad del aire que sea segura para la salud de los ciudadanos y para alinear políticas municipales de cambio climático y contaminación del aire con las propuestas por Naciones Unidas para el 2030.

El compromiso se plasma con la carta firmada por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en consonancia con los objetivos de Naciones Unidas. Según explicó la concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez, los «compromisos de la ciudad» en la lucha contra el cambio climático y la reducción de los gases de efecto invernadero «se evidencian en planes concretos y realistas».

Estas propuestas incluyen la implementación de políticas de calidad del aire y cambio climático, que alcancen los valores de la Guía de calidad del aire ambiente de la Organización Mundial de la Salud y el desarrollo de políticas y acciones de movilidad eléctrica y sostenible con el objetivo de tener un impacto decisivo en las emisiones del transporte por carretera.

Además se evaluará la cantidad de vidas que se salvan, las mejoras en la salud de los niños y otros grupos vulnerables, y el gasto financiero evitado para los sistemas de salud, que resultan de la implementación de las políticas y se realizará un seguimiento del progreso, intercambio de experiencias y mejoras prácticas a través de una red internacional respaldada por el sistema de la ONU.

Este compromiso se engloba dentro de la Cumbre sobre Acción Climática ONU 2019, que tendrá lugar en Nueva York el próximo 23 de septiembre, bajo el lema 'Una carrera que podemos ganar'. Entre otras cuestiones, persigue movilizar la voluntad política, a nivel local, regional y nacional para incrementar la ambición sobre los objetivos del Acuerdo de París.

Este compromiso de la ciudad de Valladolid de lucha contra el cambio climático tiene el propósito de aumentar el número de personas que respiran aire puro, con planes concretos y realistas, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % o en los próximos diez años, y a cero para 2050.