Valladolid refuerza su oferta turística para evitar que la lluvia impida el lleno en Semana Santa

Un hombre saca una fotografía, este Martes Santo, de la Virgen de las Angustias. /RODRIGO JIMÉNEZ
Un hombre saca una fotografía, este Martes Santo, de la Virgen de las Angustias. / RODRIGO JIMÉNEZ

El Ayuntamiento y los hoteles promocionan visitas a iglesias y cofradías como complemento procesional

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

La amenaza de lluvia que se cierne sobre los días centrales de la Semana Santa (el jueves hay alerta amarilla por tormentas y el viernes un 95%de probabilidad de precipitaciones) ha llevado al Ayuntamiento y a los hosteleros a desplegar una campaña especial para informar a los turistas sobre las alternativas que ofrece la ciudad en el caso de que tengan que suspenderse las procesiones.

El objetivo es evitar la anulación de reservas de última hora, retener al mayor número posible de viajeros que tenían pensado acercarse a Valladolid y salvar el lleno total que había previsto, desde hace más de dos meses, para el Viernes Santo, así como la altísima cifra de ocupación para el Jueves y Sábado Santo.

El presidente de la asociación Hoteles de Valladolid, Francisco Posada, asegura que el sector está «a la expectativa» de lo que finalmente ocurra con la meteorología, que se anuncia como «desfavorable». Esto ha hecho que ya haya personas que llamen a los hoteles con la intención de anular sus reservas. «El margen de maniobra que tenemos es cero». Habitación anulada es habitación vacía. «Suelen llamar con muchas dudas. Y entonces les recordamos que hay alternativas. Sabemos que las procesiones son el principal atractivo, pero les explicamos que los pasos más importantes se pueden ver en las iglesias penitenciales, que hay visitas guiadas por los templos, que las mejores esculturas se pueden ver aunque no salgan en procesión», indica Posada.

La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, incide en esta idea. «Durante los últimos días, en las redes sociales y en las webs de información turística estamos haciendo especial hincapié en que el tiempo no es condición para no venir. Hay alternativas. Desde la Oficina de Turismo organizamos rutas específicas para estos días, tenemos La Antigua recién abierta, hay una oferta fantástica», dice Redondo.

Este martes –y el miércoes se repite– la ruta 'Paso a paso' invitó a los turistas a recorrer las iglesias penitenciales y descubrir los tesoros de Gregorio Fernández o Juan de Juni. El jueves y viernes hay visitas guiadas por las principales iglesias de la ciudad y también por el Museo de Escultura. Se han diseñado recorridos en inglés, francés, italiano y alemán. Y hay además otras propuestas, como la ruta Ríos de Luz, la del Valladolid histórico o la del museo catedralicio.

El reto es salvar el máximo de reservas, sobre todo si se tiene en cuenta que la Semana Santa es uno de los grandes caladeros de turistas, las fechas que tradicionalmente arrojan las mejores cifras de ocupación hotelera del calendario anual. «Este año, que ha hecho tan bueno las últimas semanas, ahora con la lluvia corremos el riesgo de que no se llene», comenta Posada, quien recuerda que las reservas para estos días se suelen hacer con dos y hasta tres meses de antelación, «para garantizarse habitación y buen precio».

La campaña actual –que acaba de estrenar circuito y locución en el bus turístico– está encaminada además a incrementar la estancia media de los visitantes, con la intención de que prolonguen su presencia hasta el domingo. Para ello, no solo se ha puesto un año más el foco en el enoturismo y la oferta de visitas, el sábado por la mañana, a bodegas de la provincia, sino que también se ha promocionado de forma especial la procesión del Santo Entierro de Cristo, que desde el monasterio de SanJoaquín ySanta acompaña al Yacente, obra del taller de Gregorio Fernández. «Es una procesión muy interesante, que tiene lugar el sábado a las 20:00 horas, y que se ha publicitado más, ya que puede servir para que el turista pernocte ese día y se quede en Valladolid otra noche, hasta el domingo».

Turistas, este Martes Santo, en Valladolid. / RODRIGO JIMÉNEZ

La campaña de publicidad desplegada mira también hacia el extranjero. El Ayuntamiento ha invitado a periodistas de Francia, China, México y Alemania para que visiten la Semana Santa y luego informen de ella en los medios de comunicación de sus países, en periódicos generalistas y revistas y portales especializados en turismo.Además, se han «intensificado» las invitaciones a embajadores para que el Viernes Santos asistan a la procesión general.

La otra vía para atraer turistas está vinculada con la gastronomía. La Asociación Provincial de Hosteleros ha lanzado, por segundo año consecutivo y en colaboración con la Diputación, la campaña Alimentos de Valladolid con Pasión. Desde el martes y hasta el próximo día 23, bares y restaurantes de la provincia ofrecen tapas y menús especiales elaborados con productos típicos de Valladolid, amparados bajo la marca Alimentos de Valladolid (espárragos y hortalizas de Tudela, lechazo, quesos y embutidos...). Participan 21 establecimientos con menús y otros seis (y es novedad de este año)con raciones, desde tablas de quesos hasta buñuelos con harina vallisoletana.

El sector del turismo rural se muestra sorprendido por las cifras de ocupación de esta tardía de Semana Santa, hasta veinte puntos por debajo de lo habitual (entre el 70% y 75%, frente al 95% que se llegaba a alcanzar entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección). «Venimos de un trimestre muy malo, el peor de los últimos años. Ypensábamos que se recuperaría en Semana Santa, pero no ha sido así.Hemos hecho campañas de promoción en León y el País Vasco, pero este año estamos lejos del lleno total», dice Luis Chico, presidente de la asociación de empresarios de turismo rural en Valladolid. «El alquiler de pisos ilegales –sin que haya inspección eficaz– y la incertidumbre económica influyen». También la cercanía con el festivo de Villalar, con la posibilidad de un largo puente (de hasta seis días), que puede haber animado a viajes largos o de playa lejos de Castilla yLeón. La situación es mejor en Tordesillas, con el torneo de fútbol Íscar Cup.