Valladolid nunca ha sido ‘Fachadolid’

Asun Esteban, historiadora y coordinadora de las jornadas. /A. M.
Asun Esteban, historiadora y coordinadora de las jornadas. / A. M.

Periodistas, juristas e historiadores ofrecerán una «visión real sobre la oposición al franquismo» que se vivió en la provincia

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

Frente al tópico convertido en insulto, conviene no olvidar ese «pálpito subterráneo» que, por prohibido, bombeaba valores democráticos «con imaginación y riesgo» en la ciudad. ¿Que Valladolid es o fue ‘Fachadolid’?«Que se lo digan a los despedidos, a los represaliados, a los encarcelados de la construcción, de Fasa-Renault, de Sava, de Michelin;que lo digan en los barrios, las asociaciones de vecinos, las parroquias obreras, a los estudiantes, en los despachos profesionales». El problema es que, a base de repetirlo, aquel reportaje de ‘Interviú’ que hablaba de grupos de ultraderecha (en enero de 1981) caló hondo. A fuerza de machacar, la palabreja se difundió como virus y aún hoy se usa. «Es hora de abandonar los sambenitos en torno a esta ciudad que, con riesgo, defendió las trincheras de la libertad y la convivencia pacífica».

Son las palabras recogidas en el tríptico que anuncia las mesas ciudadanas que, durante el mes de noviembre, organizarán la Universidad de Valladolid, el Centro Buendía y el colectivo Territorios de la Memoria, en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho. Serán seis encuentros públicos en los que historiadores, juristas, periodistas, políticos, dirigentes sindicales o vecinales abordarán la contestación social vivida en Valladolid durante el franquismo, la oposición cultural, el papel de los medios de comunicación o cómo la Iglesia, la Universidad o la industria se convirtieron en fuente de crítica a la dictadura.

«Lo de ‘Fachadolid’ todavía se usa de forma injusta. Se vincula a la ciudad con aquel 4 de marzo de 1934 en el que se unieron Falange y las Jons en un acto en el Calderón», recuerda Asun Esteban, historiadora, profesora titular en la Facultad de Filosofía y Letras y directora de las jornadas. «Eso es parte de nuestra historia, pero no nos podemos quedar solo con una fecha. Hay que ser serios y ofrecer una visión crítica. Fueron cuarenta años de dictadura, de miedo, de represión. Pero hay que recordar que Valladolid también es una gran fosa, que no fue una ciudad entregada, que esta también fue una sociedad combativa, como se demuestra desde la Universidad, desde Fasa, en los talleres de Renfe...». «Si tú lanzas un bulo y lo difundes durante 40 años, como lo de ‘Fachadolid’, puede que este se haga fuerte y, a base de repetirlo, haya quien se lo crea;pero eso es algo que no se contrasta con la realidad», indica Esteban.

Por eso, estas jornadas invitan a ahondar en el pasado «a través de un debate tranquilo:ni sectario ni de confrontación», asegura la responsable de unos encuentros que serán complemento del gran congreso internacional que reunirá en Valladolid, del 20 al 23 de noviembre, a expertos universitarios (historiadores, sociólogos, responsables de archivos) para compartir sus investigaciones sobre el franquismo. Esta propuesta académica (que se celebrará en la Facultad de Filosofía y Letras) tendrá su vertiente ciudadana en esas mesas públicas en las que Valladolid demostrará, con testimonios y documentos, que «‘Fachadolid’ es una apelativo injusto que nunca se le debió colocar a la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos