Siete euros por inscribir la bici en un registro para minimizar robos en Valladolid

Presentación de las bicis adquiridas para la Policía Municipal. / El Norte

La ciudad estrena un sistema para el control de las monturas por parte de la Policía con el objetivo de disuadir a los ladrones de vehículos

J. Asua
J. ASUAValladolid

Primero, el dato. Según el último Barómetro de la Bicicleta, al 17,4% de los usuarios de este vehículo ligero le han robado alguna vez la montura. Ahora, una posible solución. Valladolid cuenta desde este martes con un biciregistro, conectado con las bases de datos de la Policía Local y la Nacional, que servirá para detectar los ciclos que hayan sido hurtados en la ciudad. El concejal de Seguridad, Luis Vélez, presentó este sistema, que ayudará a los que se mueven a pedales a localizar su medio de transporte en el caso en que los amigos de lo ajeno se lo lleven.

Los interesados deberán darse de alta en www.biciregistro.es. En la web, les pedirán los datos identificativos de la bicicleta, una fotografía de la misma y deberán abonar 'online' los siete euros que cuesta este servicio. Cumplido este primer trámite, deberán validarlo en una de las siete tiendas de la ciudad que colaboran, donde les entregarán unas pegatinas para marcar los vehículos con un número de identificación. Las etiquetas adhesivas están fabricadas de un material muy resistente, difícil de destruir, y dejan un marcado permanente en el cuadro si se logran arrancar. Ese número, que se incluirá en las bases del cuerpo municipal y de la Policía Nacional, será fundamental para localizar vehículos robados en controles aleatorios o en intentos de venta ilegal de los mismos.

En siete tiendas

Las tiendas que colaboran en la capital son A pedales (Veinte Metros, 26), Bicicletas Pelotón (Adolfo Miaja de la Muela, 3), Dinamo (Fuente El Sol, 3), Ciclos Samy (Torrecilla, 17), Smarbike (Embajadores, 14), Lobikes (Paseo de Zorrilla, 177) y Bicicletas Carril Bici (Plaza de la Trinidad, 3).

En el sistema colabora la Red de Ciudades por la Bicicleta, integrada por ayuntamientos de toda España, y la Dirección General de Tráfico. Vélez agradeció «la importante colaboración de las tiendas de bicicletas de la ciudad que se han implicado activamente en la puesta en marcha del biciregistro», así como el respaldo de la asociación de comercio local Avadeco. La primera en sumarse a este sistema en la capital ha sido la Universidad de Valladolid, que ya ha inscrito las más de 250 bicicletas de las que dispone su parque de préstamo.

Según destacó el concejal, el biciregistro dificulta el comercio ilegal y posibilita la recuperación de una bicicleta robada o extraviada, todo ello a través de las herramientas que se ponen a disposición en la web biciregistro.es, ya que todos pueden comprobar si un vehículo está registrado o no y dejar información en el historial. Esta funcionalidad es muy importante para favorecer la colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de talleres y tiendas de bicicletas, según explicó Luis Vélez.

La Policía Local cuenta con diez ciclos eléctricos para patrullar por los parques

El Ayuntamiento aprovechó la presentación del biciregistro para dar a conocer las diez nuevas bicicletas eléctricas con la que otros tantos agentes patrullarán por lugares poco accesibles para el resto de vehículos de la flota del cuerpo municipal, como parques y jardines. Con una autonomía de cien kilómetros tras la carga, el Consistorio ha invertido 35.076 euros en estas monturas de tipo montaña y que cuentan con el equipamiento necesario para las labores de seguridad y auxilio en lugares de la trama urbana más apartados. Según aclaró el concejal, no se crea una unidad específica, sino que las bicicletas se repartirán por las cinco comisarías de distrito para cubrir las zonas verdes de cada área.

El verano pasado siete agentes participaron, durante el verano, en una experiencia piloto para comprobar la efectividad de patrullar con estos vehículos y, asegura el edil, que fue un éxito. Para los responsables municipales, la bicicleta, un medio de transporte limpio y silencioso, es una herramienta «idónea» para que la Policía pueda controlar las áreas peatonales de la ciudad y los diferentes parques de la misma.

 

Fotos

Vídeos