Tudela de Duero apuesta por la bici como alternativa de transporte con varios carriles

Señalización en una de las calles de Tudela. :: /S. F.
Señalización en una de las calles de Tudela. :: / S. F.

El Consistorio acaba de dar por finalizado el proyecto de movilidad

S. FERNÁNDEZTudela de Duero

El Consistorio tudelano acaba de dar por finalizado el proyecto de movilidad en el que el Ayuntamiento de la localidad lleva trabajando más de un año. Se trata de la incorporación de señalización de varios ciclo carriles y ciclo calles con el objetivo de dar una alternativa segura al uso del vehículo, potenciar el uso de la bicicleta en el casco histórico del municipio, apoyar una alternativa de transporte más saludable y tratar de dar solución a los problemas de aparcamiento con los que cuenta Tudela de Duero desde hace varios años.

«Lo que pretendemos con carácter más inmediato es que los jóvenes y todo el que lo desee pueda desplazarse este verano hasta las zonas de esparcimiento como piscinas o complejos deportivos y después, el resto del año, hacia otras zonas donde se produzcan problemas de tráfico con la seguridad de usar la bicicleta en zonas claramente señalizadas que garanticen esos trayectos», explica el alcalde de la localidad, Luis Javier Gómez.

Con un coste total de 55.000 euros, procedentes de Planes Provinciales, el Consistorio decidió hace un año invertir en este proyecto, ya que debido a las características del pueblo –sobre todo en el centro de Tudela– se forman atascos a ciertas horas, como las de entrada y salida de los colegios. «Ya trabajamos desde hace tiempo proponiendo la ruta de caminos escolares seguros para que los niños fueran andando a clase», en ese caso varios voluntarios son los encargados de regular el tráfico durante el curso escolar.

Ahora, al estilo de ciudades como Valladolid, Tudela de Duero pretende buscar alternativas seguras y sostenibles que aporten soluciones a la hora de que sus vecinos puedan desplazarse por el pueblo sin tener que coger el coche.

«Los ciclo carriles tienen forma radial, de tal forma que el casco histórico y la zona que bordea el río son los lugares donde más peligro hay, así los bordillos también son un incordio para los usuarios de bicicletas. Queremos dar ejemplo a otros municipios de tamaño similar y vamos a trasladarlo a los organismos pertinentes como ejemplo de movilidad que se reconozca a nivel europeo», subraya el alcalde.

Conscientes de que esta medida puede tardar en calar entre los vecinos, el Consistorio lanza varios datos con el fin de potenciar el uso de la bicicleta como alternativa de transporte dentro del municipio. «Como ejemplo, me desplazo continuamente con una bici propiedad del Ayuntamiento para visitar obras, acudir a eventos e ir y venir al despacho y el año pasado hice unos 1.000 kilómetros, cifra que podemos traducir en un ahorro mínimo de 95 euros. Además de los beneficios para la salud y el medio ambiente al reducir las emisiones. Sin duda, es una cuestión de educación, concienciación y de seguir avanzando», finaliza Gómez.