Trotamundos por Rioseco

Rozenn le Roux, en la dársena del Canal de Castilla con la fábrica de harinas al fondo./M. G. M.
Rozenn le Roux, en la dársena del Canal de Castilla con la fábrica de harinas al fondo. / M. G. M.

Una guía turística promocionará el municipio en Francia, Canadá, Suiza y Bélgica

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁN

Una buena guía de viajes es una de las mejores decisiones a la hora de que uno organice de forma perfecta su propio viaje. No es de extrañar que las localidades con importantes atractivos turísticos anhelen estar en las mejores guías. Algo que en 2019 hará realidad Medina de Rioseco al estar presente en la guía que prepara Petit Futé, uno de los más importantes editores de este tipo de publicaciones en francés. Una publicación que se centrará en Castilla y León, Galicia, Cantabria y Asturias para ser distribuida en Francia, Bélgica, Suiza y Canadá.

Esta iniciativa es la que motivó que hace unos días visitase la localidad la experimentada escritora de guías de viaje Rozenn le Roux para tomar buena nota de todos los recursos patrimoniales de la centenaria Ciudad de los Almirantes. La jornada se iniciaba en el Museo de San Francisco, con tiempo para contemplar los barros de Juan de Juni, las tribunas en yeso de los hermanos Corral de Villalpando o la colección de marfiles hispano-filipinos del legado del obispo Antonio Paino.

Del panteón de los Enríquez, almirantes de Castilla, la visita continuó hasta la puerta de Ajújar, vestigio de la muralla, el en que cada Semana Santa los pasos procesionales se arrodillan ante la Virgen de la Cruz y espacio por donde el 14 de julio de 1808 entraron las tropas francesas tras la batalla del Moclín.

A continuación, después de pasar por la fachada de la antigua penitencial de la Vera Cruz, actual Teatro Principal, el recorrido turístico llegó a la imponente iglesia de Santiago, con sus bellas portadas gótica y plateresca o su majestuoso retablo, el mejor relato de la vida del apóstol peregrino. Le Roux tan pronto echaba mano a su cámara para capturar un bella panorámica o un singular detalle, como se aprestaba a escribir una anotación en su cuaderno.

Por la calle Mediana arriba, la torre de la iglesia Santa María avisaba de la próxima cita en su interior. Sorpresa tras sorpresa, para maravillarse con la capilla de los Benavente, la joya de la corona del patrimonio riosecano, sin olvidar observar el retablo de Esteban Jordán, la reja de Cristóbal de Andino o la sillería. Le Roux puso especial atención en la leyenda del cocodrilo.

Antes del mediodía y después de asombrase con los Pasos Grandes en su capilla, el protagonismo se lo llevó el Canal de Castilla con la dársena, el centro de recepción de viajeros, el barco Antonio de Ulloa y la fábrica de harinas San Antonio. Fue el momento para que la historiadora Virginia Asensio recordase la magnitud del gran sueño ilustrado, que en pleno siglo XXI se sigue haciendo realidad cada 5 de enero con la llegada de los Reyes Magos en el barco en un momento de gran emoción e ilusión por el que Medina de Rioseco ha sido nombrada este año Ciudad Europea de la Navidad.

Tras la degustación de sabrosas viandas en el restaurante Los Arcos, se hizo obligado el paseo por la calle Mayor, con la iglesia de Santa Cruz, Museo de Semana Santa, irrumpiendo entre los viejos soportales en los que se pudo traer al presente las reconocidas ferias de la vieja India Chica. La escritora de guías de viaje se interesó también por los atractivos de pueblos de la comarca, además de tomar buena nota de restaurantes y hoteles. Antes de abandonar Rioseco, Rozenn Le Roux, que tiene en su haber guías de viaje sobre Andalucía, Sevilla, Cuba y Senegal, sintió la emoción de pisar el albero del ruedo decagonal del centenario coso del Carmen.

La publicación de la nueva guía tendrá lugar en febrero de 2019. El propio alcalde riosecano, David Esteban, destacó la importancia de estar presente en «una guía tan importante internacional», a la vez que propuso a Rozenn le Roux el que se llevara a cabo en Medina de Rioseco la presentación regional de la publicación.

El logotipo

El logotipo de Petit Futé es un zorro y está en relación a su significado en francés como «pequeño astuto», con todo lo que ello implica, para el viajero astuto y consciente de los costos. Fundada en 1976, es una de las editoriales de turismo más antiguas de Europa y el sello independiente dedicado a viajes más importante de Francia. Actualmente, su catálogo cuenta con cerca de 800 títulos e incluye los destinos más importantes del planeta. De gran importancia es su página web (petitfute.com), donde encontrar todo tipo de información turística y servicios, en francés e inglés. Sus guías se caracterizan por la calidad, la abundancia de información y por ser actualizadas de manera continuada. 

Gustavo Martín Garzo escribió sobre la capilla de los Benavente que «ésa será la revelación que le espera al viajero que dirija sus pasos a este lugar de encantamiento y dulzura suprema. Uno de los más hermosos que habrá tenido ocasión de contemplar nunca y por el que sin duda le habrá merecido la pena llegar hasta aquí», algo que sin duda acertó a pensar Rozenn le Roux tras visitar la Ciudad de los Almirantes y que ahora reflejará en el texto de la nueva guía de Petit Futé.

 

Fotos

Vídeos