Tres detenidos y tres investigados en Valladolid por el robo con fuerza en varias viviendas

Joyas incautadas po los agentes a los detenidos en la operación. / El Norte

La Guardia Civil esclarece doce delitos aunque no descarta que el grupo criminal, asentado en Medina, esté implicado en otra treintena

El Norte
EL NORTEValladolid

La Guardia Civil de Valladolid, en el marco de la operación 'BUSCUI', ha desarticulado una peligrosa organización criminal especializada en robos con fuerza en viviendas de las provincias de Valladolid, Segovia y Zamora. Se ha detenido a tres personas e investigado a otras tres, de nacionalidad rumana de edades comprendidas entre 18-40 años, esclareciéndose 12 robos con fuerza. Los arrestados residían en localidades vallisoletanas de Medina del Campo, Serrada y Olmedo, donde tenían trabajos relacionados con labores agrícolas.

Tras detectar una serie de robos cometidos con mismo 'modus operandi', en viviendas unifamiliares, se intensificaron controles y gestiones de investigación, detectando el posible asentamiento en la zona de Medina del Campo de una peligrosa organización criminal dedicada principalmente al robo con fuerza en el interior de viviendas

Durante las investigaciones realizadas por los agentes desde finales del año 2018, se consiguió acreditar la presencia de esta organización identificando plenamente a sus integrantes , la cual estaba formada por al menos siete personas residentes en la localidad de Medina del Campo, quienes de forma reiterada e itinerante cometían este tipo de delitos en distintos municipios, no solamente de Valladolid, sino también en otros de las provincias de Segovia y Zamora, causando con ello una gran alarma social, y una importante sensación de inseguridad en los vecinos de la zona.

La mayoría de los robos eran cometidos en horario vespertino aprovechando que las familias, previamente vigiladas, salían a realizar sus actividades habituales diarias, beneficiándose así de la ausencia de moradores en los domicilios. De esta manera, podían llevar a cabo los ilícitos penales con la seguridad de que no iban a encontrar oposición por parte de los residentes en las viviendas.

10.000 euros

De la multitud de gestiones practicadas durante los meses de investigación se pudo constatar como los miembros de la organización, en una misma tarde efectuaban varios robos, al tiempo que vigilaban e incluso controlaban otros domicilios que serían objeto del mismo hecho delictivo a posteriori. Principalmente, trataban de llevarse dinero en metálico, teléfonos móviles, y sobre todo, productos de joyería. Todo ello pudiera superar los 10.000 euros.

La organización criminal estaba perfectamente jerarquizada, y roles muy bien definidos en la que existían dos cabecillas que decidían quién salía a robar (normalmente en grupos de cuatro a cinco personas), los vehículos que tenían que llevar, las zonas de actuación y el reparto de las ganancias.

Poseían un amplio conocimiento de la metodología policial en cuanto a las vigilancias, y por ello, tomaban grandes medidas de seguridad para evitar ser seguidos. Además, también contaban con personas cuya misión era avisarles en caso de detectar la presencia policial en su zona de residencia.

Los investigadores, tras reunir indicios suficientes y con la correspondiente autorización judicial, llevaron a cabo dos registros domiciliarios ubicados en las localidades de Medina del Campo, recuperando varios teléfonos, piezas de joyería y dinero en efectivo.

Colaboración ciudadana

Con esta operación se da por desmantelada una importante estructura criminal en la que se ha logrado esclarecer 12 robos cometidos en las provincias y municipios anteriormente mencionados, no descartándose su implicación en otros hechos delictivos de la comarca que continúan investigándose, ya que era muy activa en sus acciones , sin descartar otras zonas de acción y otros posibles autores.

La colaboración ciudadana ha sido indispensable en el esclarecimiento de estos robos, aportando datos que dieron comienzo a las primeras investigaciones.

La operación ha sido desarrollada por agentes pertenecientes al Área de Patrimonio de la Policía Judicial de Valladolid .Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid.

La Guardia Civil recomienda a la ciudadanía, la descarga de la APP ALERTCOPS, para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad Del Estado. 

La app permite recibir en el móvil mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencias.«

Recordar que ante cualquier sospecha de vehículos o personas que puedan cometer algún ilícito penal, está a disposición del ciudadano el teléfono de emergencias de la Guardia Civil 062, a través del cual la Guardia Civil le atenderá directamente, las 24 horas del día, los 365 días del año.