Trece menores están en lista de espera en Valladolid para que una familia les acoja

Joaquín Pírez y María José Vila llevan doce años inscritos como familia de acogida./H. S.
Joaquín Pírez y María José Vila llevan doce años inscritos como familia de acogida. / H. S.

La Junta y Cruz Roja hacen un llamamiento para que los vallisoletanos atiendan en verano a niños y adolescentes de entre 7 y 17 años

El Norte
EL NORTEValladolid

«No hace falta ser superhéroes para acoger a un niño». María José Vila y Joaquín Pírez lo afirman, rotundos, con el convencimiento adquirido en los doce años que este matrimonio lleva acogiendo a menores de edad para ofrecerles un hogar, un entorno familiar a quienes por diferentes circunstancias no pueden tenerlo. «Somos una familia normal, así que cualquier familia de Valladolid puede acoger y ayudar», inciden en su alegato. En el de que ningún niño «crezca sin referentes familiares». «Es una experiencia que ayuda mucho a formar a los menores y en la que incluso recibes más de los niños de los que les das», añaden.

En su ejemplo se basa la Junta y Cruz Roja para hacer un nuevo llamamiento sobre el programa de acogimiento de cara al verano. Se necesitan familias vallisoletanas para que den cobijo y atiendan a niños y adolescentes de entre 7 y 17 años para que puedan tener una experiencia de convivencia familiar en este periodo de vacaciones estivales. Una campaña específica para el verano, que llega bautizada con el lema 'Se busca familia de acogida; recompensa: la felicidad de un niño o niña y la tuya'. Actualmente, en la provincia de Valladolid hay trece menores de diferentes edades que están en lista de espera para tener una familia de acogida, según los datos que ayer facilitaron tanto el delegado territorial, Pablo Trillo, como el presidente provincial de Cruz Roja, Eduardo Sánchez.

Durante el año 2017, estas dos instituciones formalizaron 109 acogimientos familiares en la provincia de Valladolid de un total de 945 registrados en toda la Comunidad. De ellos, 15 fueron de niños de menos de un año; siete de entre dos y tres años; 18 de entre 4 y 6 años; 46 de entre 7 y 13 años, y 23 tenían entre 14 y 17 años.

El acogimiento familiar es una figura «clave» del Sistema de Protección y Atención a la Infancia que desarrolla la Junta de Castilla y León y al que se destinan en 2018 más de 57 millones de euros, un 6,2% más que el año anterior, para llegar a más de 42.000 menores a través de distintos programas de promoción de derechos, prevención y protección.

Pionero en España

El programa de acogimientos familiares de Castilla y León fue pionero en España, se puso en marcha hace 28 años bajo la unión del trabajo de la Junta de Castilla y León con Cruz Roja, y es una medida orientada a los niños y niñas que necesitan una atención familiar complementaria o sustitutiva de la de sus propios padres durante un tiempo determinado.

En la actualidad hay 86 menores en Castilla y León esperando a ser acogidos por alguna familia. Durante 2017 fueron 945 el total de acogimientos familiares en la Comunidad, 455 con familia extensa y 490 con familia ajena que, por primera vez superan a los de familia extensa. Del total de niños acogidos en Castilla y León el 60% se encuentran en familias y el 40, en centros.

La Consejería de Familia destinó en 2017 casi 4,5 millones de euros al acogimiento familiar, lo que supone haber aumentado este presupuesto un 13 por ciento desde el inicio de legislatura y haber destinado a este fin en este periodo 12,6 millones de euros. Junto a esto, también se ha incrementado un 17 por ciento la aportación en este tiempo para Cruz Roja para desarrollar este programa, hasta alcanzar los 600.000 euros actuales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos