Trebolle, al jurado: «Tengan en cuenta que su decisión sobre Roberto condiciona la condena de la madre de Sara»

El magistrado Trebolle preside una de las sesiones del juicio. G. Villamil/
El magistrado Trebolle preside una de las sesiones del juicio. G. Villamil

El magistrado presidente calcula que el tribunal popular podría llegar a un veredicto sobre el crimen de la pequeña el próximo viernes

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

El magistrado Feliciano Trebolle, presidente del jurado del caso de la niña Sara ha entregado las 138 preguntas que tendrá que responder el tribunal popular para alcanzar un veredicto sobre la culpabilidad, o no, de Roberto Hernández y Davinia Muñoz en seis delitos de lesiones, maltrato continuado, violación continuada y asesinato de la pequeña Sara, fallecida el 3 de agosto de 2017, que les atribuyen las acusaciones en el proceso. Según los cálculos de Trebolle, el jurado podría tener listo el veredicto en la mañana del próximo viernes.

«Es un asunto problemático para un juez profesional, y más para ustedes», les ha indicado en el transcurso de una lección magistral de derecho que el magistrado les ha dedicado, antes de retirarse a deliberar, para aclararles algunos aspectos jurídicos respecto de los delitos que se imputan a la madre de Sara y el exnovio, a quien las acusaciones consideran autor material de los hechos, mientras que a Davinia le atribuyen la comisión de los delitos «por omisión». Una figura jurídica, ha explicado el veterano jurista, que «tendrá mucho que ver con lo que decidan sobre la culpabilidad o no de Roberto: si se le absuelve a él, ella será absuelta automáticamente».

De las 138 preguntas (en principio eran 125 pero se han añadido otras 13 a petición de las partes) del cuestionario, Trebolle ha indicado al jurado que las esenciales para el caso son medio centenar, pero que tendrán que ir analizando delito por delito y que los hechos desfavorables para los encausados tendrán que ser votados por mayoría de siete votos (son nueve los integrantes del jurado), mientras que los hechos favorables (que benefician a los acusados) solo necesitan cinco votos para salir adelante.

La abstención, ha recordado el magistrado presidente, no cabe. «Ustedes están condenados a votar», y ha puntualizado que quienes pretendan abstenerse pueden ser multados e incluso, juzgados y condenados por ello. Y recordó: «Ante la duda, siempre hay que estar a favor del reo y si ustedes entienden que la acusación no ha logrado probar la culpabilidad de los delitos hay que dictar sentencia absolutoria».

Roberto Hernández y Davinia Muñoz se enfrentan a la prisión permanente revisable por el asesinato de Sara y a un compendio de penas que suman más de 25 años por el resto de los delitos. A Davinia, además, las acusaciones le atribuyen un delito de abandono de menor. Los cinco hombres y cuatro mujeres del jurado, con el objeto de los hechos en las manos, se retiran desde hoy a deliberar y estarán completamente aislados y custodiados por la Policía hasta que alcancen un veredicto.