Tordesillas despide su mercado medieval con una elevada participación

Un grupo de malabaristas desfila por las calles de Tordesillas durante la feria. /P. G.
Un grupo de malabaristas desfila por las calles de Tordesillas durante la feria. / P. G.

El próximo evento en la villa del Tratado será la llegada de la reina Juana en el mes de marzo

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZTordesillas

El buen tiempo, un programa atractivo y las ganas de disfrutar y conocer municipios del interior de la provincia son algunas de las razones que han posibilitado que la vigésimo quinta edición del Mercado Medieval de Tordesillas colgará el cartel de completo. Esta edición, que se presentó como una de las más importantes debido a que esta iniciativa pionera en Castilla y León celebraba una cifra redonda cumplió con todas las expectativas planteadas desde el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) y la Asociación de Empresarios del municipio, que, año a año, se vuelcan con esta actividad para que mantenga su espíritu original, pero con un toque de innovación que lo diferencian del resto de mercados que se desarrollan en fiestas similares en el resto de la provincia.

Alrededor de treinta mil personas han disfrutado de este mercado, que, a pesar de no tener cifras concretas del impacto económico que genera en la localidad, es sin duda alguna, como explicaron desde el CIT, una de las iniciativas que mayor beneficio genera en la villa del Tratado. El programa de este domingo arrancó a primera hora de la mañana con la apertura del mercado conformado por más de 150 puestos de artesanos procedentes de toda la península.

Dragón y tiovivo

A la misma hora que los primeros visitantes recorrían las principales calles y plazas del municipio, los más pequeños de la casa disfrutaban de su zona de ocio con los puzles gigantes, las torres escalables, el dragón, el tiovivio y muchas otras atracciones que hicieron las delicias de los niños y niñas que ataviados con los trajes de época disfrutaron de este mercado apto para todas las edades y todos los gustos.

Los talleres como el de elaboración artesanal de pan, la escenificación de la Reina Juna I visitando el mercado o la recreación del Fauno fueron solo algunas de las actividades que conformaron el programa de este domingo.

Las calles de Tordesillas se llenaron de visitantes. / P. G.

El próximo gran evento cultural que el municipio celebrará será la llegada de la Reina Juana I de Castilla al municipio con los restos mortales de su marido. Esta recreación que congrega a miles y miles de visitantes cada año a pesar de las gélidas temperaturas que se registran cada mes de marzo se desarrolla gracias a la colaboración de los más de doscientos tordesillanos que de manera desinteresada forman parte de la llegada de la reina más querida por los vecinos.

Un año más, la villa del Tratado realizará un viaje en el tiempo y se trasladarán a 1509, cuando todos se preparaban para recibir a tal extraño cortejo. Encabezado por Juana I, reina de Castilla y princesa heredera de Aragón, y junto a los restos de su esposo, fallecido dos años y medio antes, la reina fijaría entonces en el municipio vallisoletano su residencia durante los siguientes 46 años, hasta su muerte en 1555. La representación, como viene siendo habitual, tendrá lugar en cinco actos que se desarrollarán en los espacios más emblemáticos de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos