La tarjeta ciudadana funcionará desde otoño con los primeros servicios en un solo plástico

Prototipo del nuevo soporte único./Ramón Gómez
Prototipo del nuevo soporte único. / Ramón Gómez

Ocho empresas se disputan el diseño de este proyecto, que agrupará las prestaciones y pagos municipales

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

La reserva de un espacio en el monedero para guardar el bonobús de Auvasa, la tarjeta del préstamo de bicicletas, la del acceso a centros deportivos o a las bibliotecas tiene los meses contados. Ni siquiera será necesario disponer de dinero en efectivo para abonar las actividades de pago no externalizadas en los centros cívicos o el aparcamiento de concesión municipal. O estar pendiente, incluso, de plazos y domiciliaciones para liquidar el pago de impuestos municipales. Porque desde el próximo otoño habrá un único soporte y con un único monedero para todos los servicios, que facilitará la identificación y pago en las diferentes dependencias del Ayuntamiento. ¿Cómo? A través del dispositivo móvil o mediante una tarjeta ciudadana, de tal forma que estarán agrupadas hasta doce prestaciones y facilitará el pago de impuestos y tasas.

Los plazos son aproximados, pues empezarán a contar desde el próximo martes, 19 de febrero, cuando el Ministerio de Economía y Empresa, a través de la entidad pública empresarial Red.es, abra las propuestas que ocho empresas han presentado en la convocatoria abierta para diseñar y desarrollar esta tarjeta ciudadana, que agrupará por primera vez los servicios municipales para los residentes en Valladolid, pero que además ofrecerá la posibilidad de que los turistas elaboren a la carta por un internet una propuesta de transporte, aparcamiento y visitas a centros museísticos –entre una amplia oferta de prestaciones–, y después retirarla físicamente en puntos aún por fijar.

La tarjeta ciudadana

¿Qué es?.
Es un acceso único a servicios municipales y al pago de varias prestaciones, con un único monedero que facilitará los procesos de identificación y pago en las diferentes dependencias municipales.
¿Qué servicios agrupará?.
El bonobús de Auvasa, el acceso a instalaciones deportivas y servicios turísticos, el préstamo de bicicletas, centros de mayores, bibliotecas, puntos limpios, recarga de vehículos eléctricos, pago de aparcamientos de concesión municipal, de actividades de centros cívicos y abono de impuestos y tasas municipales.
¿Cuándo se implantará?.
De forma progresiva a lo largo de los próximos dos años y medio. Los primeros servicios entrarán en funcionamiento ya en otoño.
¿Dónde se recargará?.
A través de la página web, en los parquímetros de la ORA y en quioscos y estancos habilitados.
Para el turista.
Habrá una versión para el turista, que podrá confeccionarla a la carta desde la web con los servicios que desee. Después la retirará en puntos aún por determinar.

La reunión de todos estos servicios ahora atomizados se realizará a través de una aplicación móvil o directamente en un solo plástico que aún se desconoce si tendrá o no coste, aunque el concejal de Hacienda, Antonio Gato, avanza que de tenerlo «será mínimo». Para recargarla, los usuarios podrán hacerlo a través de la web municipal –mediante un número de cuenta–, en los parquímetros de la ORA y en estancos y quioscos que se habiliten cuando se trate de realizarlo con dinero en efectivo. «El objetivo es caminar hacia una ciudad más sostenible y facilitar a su vez los trámites a los ciudadanos, que a veces se pueden liar con tantos soportes», puntualiza el concejal Antonio Gato.

El Ministerio deberá seleccionar así entre las propuestas planteadas por GMV Soluciones Globales Internet, Indra Soluciones tecnologías de la Información, Necibérica, Telefónica Soluciones de Informática y Comunicaciones de España, T-Systems ITC Iberia, UTE Altia Consultores– Centro de Obesrvación y Teledetección Espacial, UTE Deloitte Consulting–Wellness Telecom y UTE Everis Spain–Everis Ingeniería. Desde que se adjudique el proyecto, que tiene un presupuesto de 3,6 millones de euros –el 30% financiado por el Ayuntamiento y el 70% con fondos europeos–, la adjudicataria dispondrá de treinta meses para entregar una tarjeta ciudadana completa, con todos los servicios.

Desarrollo progresivo

Su puesta en funcionamiento será así progresiva a lo largo de dos años y medio, con la incorporación de los datos de los actuales soportes en vigor. De tal forma que desde otoño echará a andar con los primeros servicios municipales ya agrupados. Fuera del contrato que licita Red.es quedará, según precisa el concejal de Hacienda y Promoción Económica, la incorporación de los datos de Auvasa, que será parte fundamental de esta tarjeta ciudadana, «pero que irá con un contrato a parte, con información ya recabada y adelantada por parte del Ayuntamiento». De hecho, desde el año 2010 ya se ha avanzado en la implementación de este soporte de servicios municipales a través del transporte urbano y el sistema de préstamo de bicicletas y, según estimaciones del Consistorio, hay unas 200.000 tarjetas de servicios ya desplegadas.

El proyecto contemplará una aplicación de pago para poder cumplimentar todo tipo de trámites municipales, un área de participación ciudadana y una zona de gamificación, que impulsará la interacción con los ciudadanos para mejorar la ciudad a cambio de puntos que después podrán canjear por productos en tiendas participantes.