Las tapas de Valladolid epatan al diario francés 'Libération'

Doble página de 'Libération' este sábado con el auge de las tapas en Valladolid./El Norte
Doble página de 'Libération' este sábado con el auge de las tapas en Valladolid. / El Norte

El rotativo dedica una doble página este sábado a la «revolución gastronómica» en España que abandera la capital castellana

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Dos ejemplares comestibles de El Norte de Castilla lucen apetitosos este sábado en una doble página de 'Libération'. El diario francés ha seleccionado la imagen para ilustrar un artículo sobre la «revolución gastronómica» que vive España con las tapas y que tiene en Valladolid una de sus puntas de lanza de «excelencia y creatividad». El artículo de François Musseau, su corresponsal en Madrid, comienza en el restaurante vallisoletano Los Zagales, donde la tapa 'Obama en la Casa Blanca' no deja de llamar la atención de los visitantes que llegan a orillas del Pisuerga. «Es una explosión de sabores perfumados, variados, casi opuestos», escribe Musseau, que se queda «un poco hambriento, ansioso por más», pero que recuerda que la «cantidad reducida es la ley de la tapa».

El 'Tigretostón' también aparece en el artículo de 'Libération'. El popular trampantojo creado por Antonio González, de los Zagales, simula uno de aquellos pastelitos que se degustaban en los recreos de los años 80, pero es en realidad «un manjar salado donde la cebolla roja confitada actúa como frambuesa, el queso reemplaza a la crema y el budín sustituye al chocolate». «En Valladolid, un Obama o un Tigretostón son ya esenciales en la gastronomía local», declara González en las páginas del diario francés.

'Libération' destaca cómo Valladolid ha transformado la historia de las tapas desde que organizó en el año 2003 el primer concurso regional de esta disciplina culinaria. El vallisoletano Ángel Moretón, presidente de e-Spain («una organización que promueve la cocina ibérica en el extranjero»), analiza el contexto histórico y señala cómo los chefs encontraron la manera de «exhibir su arte» a precios muy reducidos. «Por 2 o 3 euros puedes disfrutar de una tapa digna de un restaurante con varias estrellas».

El rotativo francés señala la internacionalización de la tapa que abandera Valladolid y cómo la ciudad volvió a acoger el pasado mes de noviembre el campeonato mundial de tapas, con el triunfo de Shuyun Chen, una joven china de Nueva Zelanda.

Libération apunta a la posible etimología de la palabra 'tapa': el aperitivo se habría inventado para 'cubrir' las bebidas ya que el verbo 'tapar' tiene ese mismo signficado en español. Además, y a través de las palabras de Ángel Moretón, subraya las ventajas de una comida que «no tiene límites» y que une como un pegamento alimenticio «las cinco comidas diarias». «Tomamos tapas cuando vamos a los toros, al estadio de fútbol o cuando nos reunimos con los amigos los fines de semana. Es un pequeño ritual».

El nombre de Francisco Javier León de la Riva, exalcalde de Valladolid, también se asoma al artículo del diario y se recuerda su idea de que la ciudad castellana cree haber encontrado la alquimia perfecta «entre el pintxo vasco y la tapa andaluza».

Las declaraciones de los chefs Jorge Searle y de Daniel Méndez aparecen igualmente en 'Libération'. Méndez fue el autor de la tapa 'Buenas noticias de nuestra tierra', el 'steak tartar' envuelto en una portada comestible de El Norte de Castilla que ganó el concurso nacional celebrado en Valladolid en 2010. «Para mí una tapa se elabora de forma espontánea, como un escritor que encuentra de repente una buena frase. En primer lugar, pienso en los productos, luego en mi propia combinación, el ensamblaje, las variedades culinarias y su presentación». Para 'Libération', se trata de una idea que sintetiza «la excelente cocina» que protagonizan las tapas y que sigue llevando el nombre de Valladolid por todo el mundo de la gastronomía internacional como ya hizo 'The Washington Post'.

 

Fotos

Vídeos