Los siete acusados de tráfico de armas de la Operación Bulldog, condenados a penas que suman 12,8 años de prisión

Juicio por la Operación Bulldog. /Rodrigo Jiménez
Juicio por la Operación Bulldog. / Rodrigo Jiménez

El acuerdo de todos los encausados con la Fiscalía evita la celebración del juicio

M. J. Pascual
M. J. PASCUAL

Apenas media hora ha durado la primera sesión de las tres programadas en la Audiencia de Valladolid para juzgar a los siete acusados de tráfico de armas de la Operación Bulldog, ya que todos ellos han llegado a acuerdos con la Fiscalía sobre sus respectivas condenas. Tanto Francisco Javier García como Pablo García, el padre y el hijo, vecinos de Laguna, que tenían el taller ilegal desde donde vendían armas por Internet, y los cinco clientes de tres provincias, han reconocido los hechos y se han conformado con las penas pactadas, la más alta, de dos años y ocho meses de prisión.

Se reduce más la condena por el atenuante de dilación indebida

En total, las penas impuestas suman 12,8 años de prisión. La Fiscalía, además, ha solicitado a última hora que se aplicara a todas las condenas el atenuante de dilación indebida, puesto que el juicio ha tardado cinco años en celebrarse desde que saltó la Operación Bulldog en la que fueron detenidos.