Publirreportaje

El secreto para elaborar la mejor copa está en el agua

Un gin tonic preparado en La Villa Gin Bar. /DaniMantis
Un gin tonic preparado en La Villa Gin Bar. / DaniMantis
La Villa Gin Bar desvela cómo el agua juega un papel fundamental en la elaboración de sus combinados, referentes nacionales
EL NORTE

«El secreto está en el agua». Es una afirmación curiosa cuando el que la realiza, Álvaro Toribio, es el propietario, junto a su hermano Pedro, de La Villa Gin Bar, un local especializado en la elaboración de todo tipo de combinados, que se ha convertido en un referente nacional por la forma de elaborarlos y por la variedad de destilados que tiene -más de cien ginebras, un centenar de whiskies, cerca de cien rones, treinta vodkas...-.

«El agua juega un papel fundamental, tanto aquel con el que hacemos los hielos como el que utilizamos para limpiar la vajilla. Nosotros, por decirlo de alguna manera, 'limpiamos' el agua, eliminamos sus impurezas para que sea pura. Su ausencia de sales minerales permite que los hielos aguanten más y estén libres de sabores, y al no tener ni cal ni otros restos evitamos secar las copas con trapos, que por norma general dejan malos olores. Las copas se secan solas porque el agua resbala sin dejar restos de cal». De esta forma, La Villa Gin Bar consigue realzar más los sabores del destilado y del refresco en cada combinado.

Pero el reconocimiento nacional de las copas de La Villa no sólo se ha debido a un adecuado tratamiento del agua, sino gracias a otros 'rituales' que Álvaro y Pedro en ningún caso ocultan. «A la hora de preparar el combinado, no dejamos nada a la improvisación. Para nosotros son fundamentales las proporciones y por ello utilizamos un medidor, de tal forma que servimos 5 cl. de destilado y 20 cl. de refresco. Si la bebida tiene 40º, la proporción que presenta cada copa es de un 8º, una cantidad baja y tolerable».

El remate, con un nuevo twist de limón.
El remate, con un nuevo twist de limón. / DaniMantis

«Perfumamos la copa con dos twist de limón verde -nunca lima-; vertemos las cantidades correspondientes de destilado y refresco -siempre fríos para no deshacer el hielo-; removemos suavemente con una cuchara para conseguir la mezcla homogénea y lo rematamos con otro twist de limón. En ningún caso removemos la copa enérgicamente, y en muy pocas ocasiones añadimos otros productos, si acaso únicamente como recurso decorativo».

A su vez, La Villa siempre ha mostrado su preocupación por contar con un sistema sostenible, que «nos permite aprovechar todo el agua utilizada en nuestro establecimiento. Para ello contamos con filtros, un descalcificador y una ósmosis inversa que coge el agua de la red y la filtra, de tal forma que para conseguir un litro necesitamos tres de ese agua de red. Pero el resto nunca se despercia, sino que va a un depósito, que es el alimenta las cisternas de los baños», concluye.

La Villa Gin Bar

Dirección: Calle de los Vinos de Rueda, 10, 47008 Valladolid.

Teléfono: 983 130 918