Sancionados siete ciclistas en una tarde por circular por los pasos peatonales bajo las vías de Valladolid

Dos ciclistas circulan por el centro de Valladolid./G. VILLAMIL
Dos ciclistas circulan por el centro de Valladolid. / G. VILLAMIL

Las quejas vecinales llevan a los agentes a realizar controles en los subterráneos de San Isidro, Labradores y Arco de Ladrillo

J. Sanz
J. SANZValladolid

«Las señales que prohíben la circulación de ciclistas por los pasos subterráneos de las vías están colocadas en sus bocas y solo está permitida su circulación a pie con su bicicleta», recuerdan los agentes de la Policía Municipal que el pasado martes por la tarde interpusieron siete denuncias a otros tantos ciclistas por hacer caso omiso de la señalización en los túneles de Labradores y Arco de Ladrillo. Cada uno de ellos tendrá que pagar una multa de 200 euros al tratarse de una infracción recogida en el artículo 121 del Reglamento General de Circulación, que establece que «la circulación de toda clase de vehículos (y las bicicletas lo son) en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales».

Los policías locales vienen realizando controles «habituales» en los pasos peatonales más transitados, como son los de Arco de Ladrillo y Labradores, además del de San Isidro, para vigilar precisamente el paso de ciclistas a raíz de las «continuas quejas que recibimos por parte de los peatones» al tratarse de una infracción que, al margen de la multa, «supone un evidente riesgo para la integridad de los viandantes al ser túneles con bajadas en la que se alcanza velocidad».

El martes fueron sancionados cuatro ciclistas en Labradores y tres en Arco de Ladrillo por circular por dichos pasos. La misma sanción puede aplicarse a los ciclistas que transitan por las aceras, aunque fuentes policiales reconocen que «resulta complicado» controlarlos e inciden en que «se multa cuando se observa».

Y precisamente ayer miércoles, al día siguiente de que sus concejales mostraran sus quejas en este sentido en el pleno, el Partido Popular remitió un comunicado en el que criticó «a (Óscar)Puente y su equipo» por «no adoptar una resolución más intensa en contra de la circulación de las bicis por las aceras» y apuntó que su «inacción puede derivar en una desgracia en la que el Ayuntamiento podría tener una responsabilidad subsidiaria». El PP fue más allá y calificó de «chapuza» el diseño de algunos carriles bici y de los ciclocarriles y lanzó una propuesta electoral «de mejorar sus chapuzas» si gobiernan.

El concejal de Vialidad, Luis Vélez, defendió después que los ciclocarriles «están funcionando bien a la hora de visibilizar a los ciclistas» y recordó que «los policías sancionan a los ciclistas al igual que a cualquiera que cometa una infracción».

 

Fotos

Vídeos