El repostaje de una gasolinera crea inquietud entre los vecinos de Arca Real

Imagen de uno de los camiones realizando la descarga de carburantes en la nueva estación de servicio de Arca Real 11/El Norte
Imagen de uno de los camiones realizando la descarga de carburantes en la nueva estación de servicio de Arca Real 11 / El Norte

Ecologistas en Acción recurrió la licencia de actividad por la distancia en los giros de camiones y del vado

Jorge Moreno
JORGE MORENO

Vecinos del barrio de Arca Real han advertido al Ayuntamiento de los riesgos que se vienen produciendo en las últimas semanas por las descargas de combustible en una nueva gasolinera, que se ha abierto al público hace apenas dos meses. La estación de servicio fue autorizada por el Ayuntamiento en junio del 2017, y su presencia ha generado protestas y recursos administrativos contra esta licencia.

A las quejas se ha sumado también el colectivo de Ecologistas en Acción, que ha recordado que en el recurso que presentaron al Ayuntamiento a finales del año pasado se señalaba que esta unidad de suministro de carburantes podría incumplir la normativa urbanística de carga y descarga «al no disponer de un espacio mínimo para maniobrar» con los vehículos pesados.

Los residentes en las inmediaciones han tomado imágenes de cómo los camiones de la empresa que suministra los combustibles se ve obligada a interrumpir el tráfico varios minutos en ambos sentidos de la calle Arca Real para poder realizar la descarga. El presidente de la Asociación de Vecinos San Gil de Arcas Reales, Miguel Ángel Ferradas, indicó que «los riesgos son evidentes para los conductores que vienen del polígono de Argales al girar desde la calle Daniel del Olmo. De igual modo, los vehículos que proceden de la avenida de Madrid o desde la Ronda Interior, se topan con los camiones y está claro que se puede provocar un accidente».

El colectivo vecinal recuerda que la calzada de Arca Real es utilizada entre semana por los autobuses de Cabrero, que trasladan a los empleados a la factoría de Renault. También son decenas de padres y madres los que llevan a sus hijos a los colegios de los Dominicos y San Agustín.

Según Ferradas, la actividad de repostaje que hay en esta estación ‘low cost’ es escasa. «De hecho están repartiendo vales de descuento para alentar las ventas». Precisamente esta circunstancia era otra de las razones que esgrimieron los vecinos cuando el Ayuntamiento autorizó esta licencia a la empresa Diesel Servicies & Trucks. El Procurador del Común abrió en septiembre de 2017 un expediente informativo tras la queja recibida por un vecino de Arca Real. La Oficina del Defensor del Pueblo regional ha pedido al Consistorio nueva documentación y los informes técnicos que han servido para otorgar esta licencia.

«Estamos a la espera de que el Procurador se pronuncie sobre esta queja. Tampoco nos ha contestado el Ayuntamiento», apostilló el presidente de la Asociación San Gil.

Por su parte, Ángel Bayón, secretario de Ecologistas en Acción de Valladolid, indicó que en la parcela de la gasolinera, de 1.073 metros cuadrados, los camiones tienen que realizar maniobras porque la distancia no permite el giro. «Además, el vado que se concedió a la empresa está a menos de 10 metros de un semáforo, lo que contraviene la Ordenanza. Los técnicos deberían pronunciarse porque no es lógico que se invada la calzada contraria», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos