Ghosn se casó en Versalles aprovechando un contrato que tenía Renault con el Palacio

Ghosn y su esposa Carole, en el Festival de Cannes de 2017./Reuters
Ghosn y su esposa Carole, en el Festival de Cannes de 2017. / Reuters

La firma del rombo descubre la posible operación irregular y acudirá a los tribunales

El Norte
EL NORTEValladolid

El fabricante automovilístico Renault, con plantas en Valladolid y Palencia, indicó este jueves que ha descubierto una posible operación irregular cometida por su anterior presidente, Carlos Ghosn, estimada en unos 50.000 euros en su beneficio personal, por lo que llevará este asunto a la justicia.

El descubrimiento lo llevó a cabo la comisión interna de investigación que creó Renault el 23 de noviembre, días después del encarcelamiento de Ghosn en Tokio, con el objetivo de verificar que el directivo no había infringido las reglas del grupo del rombo.

En un comunicado, Renault explicó que en el marco de esa investigación se constató que el expresidente de las dos compañías se había beneficiado de «una contrapartida de un valor de 50.000 euros» gracias a un acuerdo de mecenazgo de Renault con el Palacio de Versalles.

«Los elementos reunidos hasta ahora necesitan verificaciones suplementarias», dijo el fabricante francés, que ha decidido «poner estos hechos en conocimiento de las autoridades judiciales».

Según el diario 'Le Figaro', los hechos se remontan a la boda de Ghosn, celebrada el 8 de octubre de 2016 en el Palacio de Versalles, que vinculó el alquiler a un contrato de mecenazgo suscrito poco antes por Renault.

El periódico explicó que una factura de la empresa de eventos que organizó la boda podría interpretarse como un regalo hecho a Ghosn. El proceso de verificación de la gestión del antiguo 'número uno' está prácticamente finalizado y no se espera que haya otros hallazgos de irregularidades.