La reina Letizia media ante la retención en Argelia de la joven saharaui de Laguna de Duero

Hyeiba El Couri, de nacionalidad española, igual que su familia adoptiva. /
Hyeiba El Couri, de nacionalidad española, igual que su familia adoptiva.

La familia adoptiva de Hyeiba El Couri, de 21 años, denuncia su «secuestro» por su madre biológica

El Norte
EL NORTEValladolid

La reina Letizia ha decidido trasladar al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperaciónla carta que le enviaron, el pasado mes de marzo, las familias de acogida y adopción que denuncian la retención de jóvenes saharahuis en los campamentos de Tinduf (Argelia), controlado por el Frente Polisario. Así lo explica el jefe de la Secretaría de la Reina, José Manuel Zuleta, en una carta enviada al colectivo 'La libertad es su derecho', que reúne a estas familias, a la que ha tenido acceso Europa Press. «Su Majestad ha dispuesto que demos traslado de la carta al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para su conocimiento», dice.

En la misiva, también explica que la Secretaría ha tomado nota de la petición del colectivo de ser recibido en audiencia y añade que si la agenda de la Reina permitiese fijar una cita les sería comunicado, si bien deja clara «la dificultad que existe para hacerlo a corto plazo».

Además, señala que la Reina agradece la información que se le hizo llegar y traslada su «saludo más afectuoso» a todas las familias que forman parte del colectivo. La Casa Real recibe y responde a multitud de cartas de ciudadanos. En este caso, las familias afectadas confían en que esto sea «un paso más» dentro de todas sus iniciativas para tratar de recuperar a sus hijas de adoptiva y adopción.

Presionar a Exteriores

«Es otra forma de presionar a Exteriores, porque le falta acción aunque es conocedor de todo lo que pasa», ha afirmado a Europa Press Bienvenida Campillo, madre de acogida de Koria Babad, que se encuentra en los campamentos desde 2011. Campillo espera que la Secretaría de la Reina pueda encontrar finalmente una fecha para recibir a las familias.

El caso más conocido es el de Maloma Morales, ciudadana española de origen saharaui, que se encuentra en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) desde diciembre de 2015, donde se ha casado y tiene una hija.

Junto a los casos de Maloma y Koria, la plataforma representa a otras tres familias de acogida: la de Darya Embarek Selma, 28 años, y residente en Tenerife; la de Nadjiba Mohamed, de 26 años y residente en Rociana del Condado (Huelva); y la de Hyeiba El Couri Mumu, 21 años, de nacionalidad española, residente en Laguna de Duero, que se encuentra en El Aaiún desde agosto de 2014 (su caso se denunció el pasado septiembre por parte de su familia de acogida).

Plataforma

La plataforma 'La libertad es su derecho', que agrupa a familias que denuncian el «secuestro» de jóvenes mujeres saharauis a las que tuvieron en acogida en España, quiere que el Gobierno español implique al argelino en la búsqueda de una solución para estos casos, entre ellos el de Hyeiba El Couri Mumu, quien residía en Laguna de Duero y que se encuentra contra su voluntad en El Aaiún desde 2014. Así lo reclaman en un escrito publicado en su página de Facebook el lunes pasado, en vísperas de la VII Reunión de Alto Nivel (RAN) entre España y Argelia que se celbró el martes en Argel, copresidida por el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, y el primer ministro argelino, Ahmed Uyahia.

«Argelia es quien tiene el poder para solucionar esto, aquello es Argelia y como país democrático deberían hacer algo por la gente secuestrada en su territorio», dijo a Europa Press Pepe Morales, cuya hija adoptiva, Maloma, que tiene nacionalidad española, se encuentra en los campamentos de refugiados de Tinduf desde 2015.