Regalado muestra su aspecto peatonal, que estrenará el día 17 con el fin de las obras

Trabajos de peatonalización de Regalado. / V. V.

Movilidad comienza la señalización de los nuevos ciclocarriles en Claudio Moyano y Duque de la Victoria

V. V. VALLADOLID

El plan de obras dice que todavía faltan diez días de trabajo (la previsión es que concluyan la próxima semana, el viernes 17), pero la calle Regalado ya muestra en un tramo su nuevo aspecto como calle peatonal. Urbanismo remata los trabajos para convertir esta arteria en una vía de plataforma única, similar a Teresa Gil, en la que acera y calzada se sitúan al mismo nivel.

El Ayuntamiento ya inició en junio del año pasado los pasos para la peatonalización, cuando se prohibió el paso de vehículos (salvo vados y carga y descarga). Unas pancartas en ambos extremos de la calle informaban de que se trataba de un «espacio peatonal». Sin embargo, la inercia del viandante le llevaba a caminar por las aceras, sin ocupar con libertad la calzada. El Consistorio reconoció que el peatón aún tenía «miedo»para bajar de la acera. Ahora, catorce meses después, se llega a la plena peatonalización (con una inversión de 48.000 euros).

No es la única intervención que afecta al tráfico en el centro. Técnicos de Movilidad revisaban este martes a mediodía el inicio de la señalización de los nuevo ciclocarriles que limitarán a 30 kilómetros por hora el tráfico por Duque de la Victoria, Claudio Moyano y Doctrinos. El Ayuntamiento destinará 59.980 euros a señalizar estos ciclocarriles en cinco kilómetros de calles de la capital, con pasillos de «tráfico pacificado» para que sean usados por ciclistas (en igualdad con el resto de vehículos) y que incluirán vías como Rondilla de Santa Teresa, Santa Clara, Cardenal Torquemada, Paraíso y López Gómez.

Además, el atrio de Santiago luce ya despejado, después de la retirada del histórico quiosco de La Maña, una vez finalizada su concesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos