El Puente Colgante de Valladolid, ¿a favor de su peatonalización?

El Puente Colgante de Valladolid, ¿a favor de su peatonalización?

La acera de la izquierda (en sentido a la avenida de Salamanca) ha permanecido este jueves cortada para que fragüe el hormigón

El Norte
EL NORTEValladolid

Corría el año 1970 cuando Valladolid dio el salto definitivo al otro lado del Pisuerga. Un hecho en el que el papel de los puentes de la ciudad -hasta esa fecha solo dos cruzaban el río- era de suma importancia para comunicar los nuevos barrios, como Huerta del Rey, con la ciudad tradicional. Desde entonces y hasta nuestros días, una docena de puentes y pasarelas peatonales permiten cruzar el Pisuerga.

Si bien, hay uno que destaca del resto: El Puente Colgante. Sus 153 años de historia lo convierten en una «joya de la ciudad». En su curriculum luce el relumbre vanguardista de ser el primero en España de sus características -construido según el sistema bowstring-. Todo un hito que lo convierte, a los ojos de quien lo sepa, en una pieza sobresaliente de la historia de la arquitectura del hierro en España.

Más información

Se inauguró en 1856, coronándose como el segundo puente más antiguo de la ciudad, después del Puente Mayor. Sin embargo, sus obras de conservación y adaptación no tardaron en comenzar, y ahora, tras múltiples intervenciones, preocupa, y mucho, el estado de su estructura. «Algún día tendrán que hacer una intervención fuerte, porque si no me falla la vista este puente está inclinado hacia la izquierda. Algo está fallando», opina un vallisoletano.

Los últimos 'parches' a los que se ha sometido el puente ha llevado a pensar desde el consistorio vallisoletano que la mejor solución pasa por su peatonalización para aligerar el peso que soporta. Los ya tradicionales hundimientos en las aceras han obligado a cerrar el puente al tráfico en múltiples ocasiones, la última la semana pasada.

«Me parece muy bien que arreglen el puente porque era necesario y merece la pena que se conserve. Pero que se corte totalmente al tráfico -aunque está claro que ayudaría a su conservación- es un poco fastidio para los que vivimos en la zona», opina un vecino de la zona que pasa cada día por el Puente Colgante para ir a trabajar.

La última intervención ha obligado a cortar una de las aceras permitiendo el paso de los peatones únicamente por uno de los laterales. «No han hecho nada, hemos estado una semana sin poder pasar por una de las aceras y ahora por la otra, y han hecho una chapuza», se queja otra ciudadana que ve «sin sentido» las obras que se están llevando a cabo en él.

Ante tal revuelo, en el Norte de Castilla nos gustaría conocer la opinión de nuestros lectores al respecto. ¿Se debería peatonalizar el Puente Colgante y no permitir su paso al tráfico? Puedes responder en el siguiente encuesta:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos