Vecinos de Barcial de la Loma se manifiestan por los recortes sanitarios

Vecinos de Barcial de la Loma sostienen pancartas/ Miguel G. Marbán
Vecinos de Barcial de la Loma sostienen pancartas / Miguel G. Marbán

Cerca de 50 vecinos se desplazaron a Villafrechós para movilizarse por la reducción de los días de consulta

MIGUEL G. MARBÁN

El futuro de los pueblos pasa, en cierta medida, por conseguir que los servicios principales se mantengan. Algo que ayer pidieron los vecinos de Barcial de la Loma cuando, a media mañana, se desplazaron hasta Villafrechós para manifestarse frente al centro de salud para reclamar que se mantengan los servicios sanitarios.

«Todos somos iguales, pueblos y ciudades», «Más atención para la población. Desde Barcial nos manifestamos contra los recortes públicos» y «No nos olviden, sin los pueblos no somos nada» son los textos de las pancartas que desplegó el cerca de medio centenar de vecinos, entre los que, además de algunos veraneantes, se encontraba el alcalde, Mariano Carbajo, quien explicó que la manifestación ha querido denunciar los recortes sanitarios que sufre el pueblo al tenerse que suspender la consulta médica en el pueblo cuando el médico tiene guardia el día anterior en el centro médico de Villafrechós. Carbajo señaló que habitualmente Barcial de la Loma tiene dos días de consulta, el martes y el jueves, excepto cuando el médico tiene guardia, por lo que «pedimos que, en esas ocasiones, la Gerencia de Salud de Valladolid mande a un sustituto».

El regidor quiso dejar claro que «no tenemos nada contra el centro de salud ni contra los médicos», a la vez que señaló que «los dos días que tenemos de consultorio son suficientes, siempre y cuando se cumplan, ya que para urgencias nos trasladamos a Villafrechós y para asuntos más graves nos derivan Valladolid». En este sentido hizo ver que en el último mes solo había habido una semana completa con los dos días, «lo que provoca largas colas al aumentar en verano la población». Carbajo fue contundente al expresar que «lo que queremos, como mínimo, es que nos dejen como estamos, que no nos quiten más cosas».

Esta reclamación se une a la que hace unas semanas hizo el propio Mariano Carbajo para denunciar el mal estado del firme de la única carretera que llega hasta el pueblo, la VA-524, que cruza el caserío desde Villafrechós a Castroverde de Campos, advirtiendo de la peligrosidad de los baches. Desde entonces, «se ha tapado el hoyo que salió en la foto del periódico, pero nada más», indicó el alcalde, quien fue contundente al afirmar que «nos tienen abandonados», a la vez que expresó que «las infraestructuras de los pueblos dejan mucho que desear», poniendo como ejemplo el mal funcionamiento de internet.

El veterano regidor, al inicio de su séptimo mandato, tiene claro que hay que potenciar Rioseco como cabecera de comarca, ya que «si Rioseco se muere, también lo hará la comarca, y que si cae la comarca, también caerá Rioseco». Además volvió a recordar que «los pueblos se van muriendo poco a poco» y que «es mentira que los políticos vayan a luchar contra la despoblación, que no nos engañen».