Un vecino de Pedrajas, herido por una cornada en el encierro de Olmedo

no de los astados, durante el recorrido. /C. C.
no de los astados, durante el recorrido. / C. C.

Amador Tejedor, de 71 años y habitual en los festejos taurinos, recibió una cornada de 20 centímetros en el muslo derecho

Cruz Catalina
CRUZ CATALINAOlmedo

Olmedo superaba la jornada de este sábado el ecuador de sus 'sanmigueles' con la vista puesta ya en este domingo, festividad del Arcángel San Miguel. La jornada estuvo marcada por tres festejos taurinos que se saldaron con un percance de cierta entidad, la cornada recibida por un vecino de Pedrajas de SanEsteban.

Fue en el segundo evento, tras el almuerzo, en el tercer encierro campero, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional.Dos centenares y medio de jinetes se encargaron de conducir la manada de bóvidos formada por cuatro novillos toros de casta Vazqueña de la ganadería lusitana Fernando Pereira Palha desde los corrales de la dehesa hasta el embudo que conduce al recorrido urbano en la zona del Mirador del Hontanar, donde desde horas antes esperaban su llegada miles de personas.

El encierro resultó más largo que sus precedentes, casi una hora desde el cohete anunciador hasta la entrada del último bravo en los toriles del coso, más complicado y sobre todo más emocionante y peligroso. Uno de los dos novillos corneó a un aficionado natural de Pedrajas de San Esteban, aunque residente habitualmente en la capital vallisoletana, de 71 años, Amador Tejedor Sanz, que tiene a gala recorrerse anualmente casi dos centenares de encierros.

Sufrió una cornada de pronóstico reservado de 20 centímetros de profundidad en la cara anterior del muslo derecho, en la zona de campo próxima al cruce de la carretera de Matapozuelos siendo trasladado por los servicios de emergencia de Cruz Roja en ambulancia hasta la enfermería de la plaza de toros para su atención por los galenos quienes tras limpiar y estabilizar derivaron hacia el hospital comarcal de Medina del Campo para un reconocimiento más exhaustivo.