Urueña ilumina la Puerta de la Villa para realzar su patrimonio

Puerta de la Villa iluminada./M. G. M.
Puerta de la Villa iluminada. / M. G. M.

El Ayuntamiento busca financiación para que todos los lienzos de la muralla dispongan de puntos de luz

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁNUrueña

Urueña sigue adelante con su proyecto de iluminar su histórica muralla. Ahora le ha tocado el turno a la Puerta de la Villa, que acaba de estrenar iluminación gracias a la intervención que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de la localidad, con recursos propios, en una intervención de alrededor de 4.000 euros. El proyecto ha consistido en la instalación de ocho focos led, que han sido colocados en el interior y exterior de la muralla y en la estructura de la propia puerta. El alcalde de Urueña, Francisco Rodríguez, reconoció que el resultado «ha gustado mucho a aquellos que se ya han acercado hasta la Puerta Villa, tanto vecinos como visitantes».

Meses atrás el Ayuntamiento mejoró también el alumbrado de la Puerta Azogue, la otra que conserva la muralla junto a la iglesia.

Tanto en una puerta como en la otra, la iluminación es de color blanco cálido para realzar la piedra. El regidor recordó que se está buscando que alguna administración financie el que se pueda recobrar la iluminación de todos los lienzos de la muralla, que «dejaron de estar iluminados después de que fueran robados los focos y el cableado de los distintos puntos de luz». Rodríguez destacó «la importancia de que toda la muralla esté bien iluminada para su puesta en valor como el elemento patrimonial y turístico más importante de Urueña».

La Puerta de la Villa, al sur de la localidad, es un arco apuntado que antiguamente portaba las armas de los Girón, condes de Urueña y señores de la villa. Aún conserva la ranura central para introducir la reja y huecos para los goznes de las puertas. Al abrirse abruptamente hacia el páramo, carece del sistema defensivo que se encuentra en la del Azogue. Desde esta puerta se puede disfrutar de los altos e impresionantes lienzos de la muralla con el Peinador de la Reina al fondo, pero también se pueden observar bellos paisajes con la ermita de la Anunciada o los restos del monasterio del Bueso.

Paralelamente a la iluminación de la Puerta de la Villa, la Junta de Castilla y León acaba de iniciar las obras de restauración del cubo del castillo que da a la laguna, cuyo proyecto tiene un coste de 45.000 euros. No cabe duda de que esta bella e histórica muralla, con su privilegiada posición sobre un paisaje inmenso entre los montes Torozos y Tierra de Campos, convierte a Urueña en una localidad turística de primer orden a nivel nacional.

Una muralla que encierra, en sí, una superficie de casi siete hectáreas, de forma irregular, articulando la población en torno a la calle que une las dos únicas puertas existentes en la misma: la del Azogue y la de la Villa. La muralla se asienta sobre los restos de una antigua cerca romana cuyos vestigios hacen pensar que abarcaba una extensión mucho mayor que la existente en la actualidad.

La actual construcción fue promovida por la infanta doña Sancha, hermana de Alfonso VII el Emperador y señora de la villa. Las obras se pueden datar entre mediados del siglo XII y comienzos del XIII, en un momento en que Urueña hacía de puente fronterizo entre los reinos de León y Castilla, razón por la cual se estimó muy conveniente dotarla de un adecuado sistema defensivo.

Temas

Urueña