Tomás del Pozo rememora los hitos de las fiestas de Mayorga

Tomás del Pozo. /M. G. M.
Tomás del Pozo. / M. G. M.

«Que corran toros, que ardan pellejos en el Vítor y nos respete el tiempo», dijo el pregonero

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁN

«Mientras tanto, que suenen músicas, que se disparen cohetes, que doblen campanas de fiesta, que corran toros, que ardan pellejos en el Vítor, que no falten vinos y licores, que la felicidad y el ánimo nos acompañe, que nos respete el tiempo, que bailemos en las verbenas y que recibamos a los visitantes como si fueran hijos predilectos de la villa». Esas fueron las palabras con las que el popular empresario Tomás del Pozo, de la histórica Sala Secretos, puso el broche de oro al pregón de las fiestas patronales de Santo Toribio de Mogrovejo de Mayorga.

Durante su intervención, Del Pozo hizo un recorrido por lo que han sido las fiestas a lo largo de su vida, señalando los hitos más importantes de cada año. Por ejemplo, en 1975, junto a otros niños, crearon la peña El Vítor. Aquel año, además, cogió «cuatro botas viejas que había por casa y que mi padre preparó con gran ilusión para que yo las quemara y creciera en mí el fuego de la tradición que, ya no se sofocaría hasta el día de hoy».

Poco a poco, Del Pozo fue desgranando aspectos relacionados con la evolución de los festejos en las últimas décadas, recordando cómo aparecieron los gigantes y cabezudos en 1978, o el primer encierro de campo en 1980. Por su parte, el alcalde, Alberto Magdaleno, justificó el nombramiento de pregonero por haber «ubicado a la localidad en el panorama nacional de las salas de música». Tras ello, se procedió al nombramiento de las Carla García, Cristina Villacé, Miriam González y Silvia Merino como Festeras 2019.