Un Senado Infantil para San Pelayo

La alcaldesa, Virginia Hernández, toma nota de las propuestas de los senadores infantiles. /N. L.
La alcaldesa, Virginia Hernández, toma nota de las propuestas de los senadores infantiles. / N. L.

La localidad celebra una sesión para dar voz a los menores, quienes trasladaron sus peticiones

N. LUENGO

Un gran tobogán, una canasta, una piscina y wifi en todo el pueblo. Éstas son algunas de las propuestas que el pasado jueves trasladaron los más pequeños que integran el primer Senado Infantil de San Pelayo. Fue un entrañable encuentro que tenía como principal objetivo involucrar y dar voz a los más pequeños de esta localidad de apenas medio centenar de vecinos.

El acto se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento, y estuvo presidido por Virginia Hernández, alcaldesa del municipio; y Elisa Cerrillo, su teniente de alcalde. Ambas se comprometieron a estudiar aquellas propuestas viables que les plantearan. «Se trata de que los niños aprendan cómo es la vida política y se impliquen. Que se den cuenta de para qué sirve un ayuntamiento y de que todos podemos ser responsables de las decisiones que se tomen. Que vean que todos tenemos capacidad para influir en cómo queremos que sea nuestro pueblo. Todos pueden aportar propuestas que consideren positivas para el San Pelayo del futuro. Es importante que los mayores les escuchemos, porque al fin y al cabo son ellos los que heredarán San Pelayo», explicó Hernández. Sol, Leire y Fabio son los tres primeros senadores infantiles de San Pelayo. El resto de niños del pueblo, se encontraban de campamento o de vacaciones.

8 años

Sol Calvo

Una canasta, una piscina y una fuente para el parque fueron las reivindicaciones de esta pequeña.

12 años

Fabio Calvo

El único chico reclamó señal de wifi y, junto con Leire, que haya más niños en el municipio.

6 años

Leire Fernández

La benjamina pidió un gran tobogán y calefacción para la sala multidisciplinar.

Los tres juraron o prometieron con mucha ilusión, cumplir «fielmente» las obligaciones del cargo, «por el pueblo de San Pelayo». «¿Puedo jurarlo más veces?», dijo la pequeña Sol, de 8 años. A lo que la alcaldesa, entre risas, le contestó que no, mientras les hacía entrega de su diploma acreditativo.

Una vez constituido el Senado Infantil, se celebró la primera sesión. Costó que los niños rompieran el hielo y superaran la timidez de hablar en público, sin embargo, al final, todos intervinieron para expresar sus ideas y propuestas al gobierno local, con el fin de mejorar la vida en su pueblo. Los pequeños parlamentarios sampelayinos, con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años, pusieron sobre la mesa interesantes propuestas. La primera en hablar fue Leire, que pidió «un gran tobogán, que baje desde la cuesta a la plaza». Al final, dialogando con la corporación, llegaron a un acuerdo de «intentar colocar uno más grande que el actual en el parque». Sol pidió una canasta, una piscina y una fuente para el parque, y Leire y Fabio solicitaron que se dejen de tirar cohetes en las fiestas, «porque asustan a los niños y a los animales».

Propuesta unánime

Una propuesta unánime fue la de conseguir que haya más niños en el municipio. «¿Y cómo hacemos eso?», preguntó Hernández. La respuesta fue simple y llana. «Haciendo más casas». Fabio reclamó señal de wifi en el pueblo y Leire calefacción para la sala multidisciplinar para los meses de invierno.

«Así podremos hacer más actividades», señaló la pequeña. Las responsables municipales les animaron a implicarse en el cuidado de alguno de los rincones del municipio, algo que los niños aceptaron sin dudar. Entre todos decidieron crear un jardín con plantas autóctonas que ellos mismos cuidarían.

La sesión finalizó con un turno de ruegos y preguntas y con la enhorabuena por parte de la Corporación municipal y los vecinos allí presentes a los nuevos senadores. Esta iniciativa sirvió para tomar el pulso a la imagen que tienen los niños de su pueblo y conocer de primera mano sus necesidades más importantes.

No será éste el único senado que se forme en la localidad, ya que, según anunció la alcaldesa, el próximo mes de agosto celebrarán otro en el que los protagonistas serán los mayores de 70 años.