El PSOE condena que Tordesillas quiera impedir el derecho a informar

Miguel Ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas. /M. Muñoz
Miguel Ángel Oliveira, alcalde de Tordesillas. / M. Muñoz

La oposición cree que el alcalde «ha pecado de inexperto» al facilitar datos del Toro de la Vega a «todo vecino que le preguntaba»

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZ

La propuesta del alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira (PP), de modificar la actual ordenanza del Toro de la Vega para impedir que los medios de comunicación publiquen información sobre el morlaco hasta que el Ayuntamiento oficialice los datos del astado –durante la celebración de la noche de las Portadas (15 de agosto)– ha sido calificada por el PSOE de «surrealista». La secretaria provincial del PSOE y también abogada, Teresa López, se mostró sorprendida con que un alcalde pretenda modificar en una ordenanza municipal «para impedir que los medios de comunicación realicen su trabajo, que es el de informar». López, que tildó de «disparatada y rara» la propuesta del popular, se reunirá con sus compañeros socialistas de la agrupación de Tordesillas para conocer de primera mano la propuesta que, como explicó, «es extraña porque el derecho a la información no se regula en una ordenanza de un municipio», sino en la Constitución.

En este sentido, el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Rafael García, advirtió de que «legalmente no se puede hacer lo que pretende Oliveira» y aseguró que hace diez días que el alcalde informó «tanto a nosotros como a todos los vecinos que le preguntaron» sobre la ganadería del Toro de la Vega. «Creo que ha pecado de inexperto. No se puede ir contando la ganadería y los datos del toro porque tirando un poco del hilo se puede conocer todo. Deberían ser más herméticos porque, obviamente, el encanto de conocerlo el día 15 se pierde», añadió García.

Anticonstitucional

La propuesta de Oliveira se saltaría así el artículo 20.1 d de la Constitución Española, que dice de manera textual que se reconocen y protegen los derechos a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción, y también se reconoce y protege la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

El decreto de la Junta

Esta primera propuesta del nuevo alcalde supondría que el Ayuntamiento de Tordesillas, si procede al cambio de la ordenanza, aceptaría el decreto de la Junta de Castilla y León que prohíbe dar muerte al Toro de la Vega; es decir, que el Ayuntamiento asumiría que no se puede matar al animal y que no se puede celebrar el Torneo como se hacía hasta 2015. De hecho, el Toro de la Vega actual es un encierro popular desde que la Junta de Castilla y León prohibió alancear al animal por decreto el 19 de mayo de 2016, pero el Torneo está «dormido, sin tocar, porque habría que acatar el decreto. Y para no acatarlo, no se celebra y no se modifica la ordenanza», explican desde el Ayuntamiento.

El Consistorio de Tordesillas inició una lucha en los juzgados para tumbar esta ley regional que ha ido perdiendo en todas las instancias. La última, en marzo de este año, cuando el Tribunal Supremo cerró todas las vías para volver al tradicional Toro de la Vega, con Torneo y lanzas. Tras este nuevo revolcón, tanto el PSOE (entonces en la Alcaldía) como el PP municipales anunciaron otras opciones, como recurrir a la justicia europea, para revertir la ley que prohíbe alancear al toro.

Este litigio en los juzgados ha permitido al Ayuntamiento ir aplazando la modificación de la ordenanza que regula el Torneo del Toro de la Vega, aunque ha tenido que acatar la prohibición de matarlo con lanzas. Si ahora el Consistorio modifica el reglamento para incluir un régimen sancionador contra los medios de comunicación, tiene que adaptar la ordenanza al decreto de prohibición, algo que los defensores del Torneo interpretarían como una retirada a la defensa de la tradición.

Oliveira anunció esta modificación el pasado miércoles, después que este diario publicara los datos del astado que protagonizará el festejo taurino de carácter popular el próximo 17 de septiembre. El nuevo alcalde, con el que este periódico ha intentado contactar sin éxito, señaló que su intención es modificar la normativa municipal del Toro de la Vega para impedir filtraciones antes de que el Ayuntamiento lo presente a los vecinos. Asimismo, el regidor anunció que la nueva ordenanza establecería un régimen sancionador con multas económicas «importantes» para todos aquellos medios de comunicación que ejerzan el derecho a informar sin su consentimiento. Oliveira explicó que el Ayuntamiento rubricará un contrato de confidencialidad con el propietario del animal (ganadero o empresario taurino) para impedir que la información llegue a los medios antes del día de las Portadas.

El portavoz de VOX, José Luis Rojo, socio de gobierno del PP en Tordesillas, declinó pronunciarse sobre esa modificación de la ordenanza pero requirió, eso sí, el origen y las fuentes que facilitaron la información sobre el Toro de la Vega de este año.