Portillo sufre recortes de agua durante el fin de semana

Cartel del municipio vallisoletano de Portillo. /Rodrigo Jiménez
Cartel del municipio vallisoletano de Portillo. / Rodrigo Jiménez

El aumento de la población durante los meses de verano incrementa el «consumo abusivo» de agua

IRIS SÁNCHEZ SOBRADILLOPortillo

Los vecinos de Portillo sufrieron recortes de agua durante este fin de semana debido al «consumo abusivo» por el aumento de población durante los meses de verano. Este incremento de personas en el pueblo hizo que el nivel de agua en los depósitos se redujese y hubiese fallos en las bombas hidráulicas. No obstante, el problema se resolvió ayer y, desde entonces, no se han vuelto a producir fallos en el sistema.

La medida que se tomó para hacer frente a esta disminución del agua fue reducir el suministro tanto en piscinas, como en parques públicos y zonas de regadío. Este tratamiento de prevención fue planteado conjuntamente con la empresa de agua Aquona, que gestiona las aguas del municipio.

Asimismo, según Juan Antonio Esteban Salamanca, alcalde de Portillo, el Ayuntamiento llevará a cabo «una inversión en nuevas bombonas para que no se vuelvan a producirse este tipo de fallos».

Las quejas por parte del pueblo vallisoletano no se hizo esperar, pues son «meses calurosos en los que los propietarios de los terrenos necesitan agua para el regadío, agua corriente para poder hidratarse o, simplemente, agua para refrescarse y darse una ducha», explicaba Esteban Salamanca.

La sequía no es un problema que afecte a Portillo, pues gracias a la afluencia de agua del río Eresma «normalmente siempre tenemos buenas provisiones, aunque es cierto que el agua tarda más en llegar en volumen y presión».