Pedro Pablo Santamaría, portavoz provisional del PSOE en la Diputación de Valladolid

El secretario provincial de Organización del PSOE vallisoletano, Pedro Pablo Santamaría. /Henar Sastre
El secretario provincial de Organización del PSOE vallisoletano, Pedro Pablo Santamaría. / Henar Sastre

El secretario provincial de Organización asegura que el resultado que se comunicará a la Ejecutiva es la victoria del alcalde de Alaejos, no el empate

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

El PSOE vallisoletano comenzará este viernes el curso político sin portavoz en la Diputación provincial. Todavía no saben quién será su voz en el salón de plenos, la persona que capitaneará el barco socialista en la institución durante los próximos cuatro años. Según confirma el secretario provincial de Organización, Pedro Pablo Santamaría, todavía no han decidido la fecha en la que se reunirá la Ejecutiva para elegir al sustituto de Teresa López, que desempeñará un cargo que tiene una retribución económica de 60.348,28 euros. «No hemos hablado de ello, pero supongo que en las próximas semanas fijaremos un día», sostiene.

En cualquier caso, y hasta que la dirección provincial no resuelva el conflicto surgido a raíz de la designación del portavoz, hasta que no incline la balanza hacia el alcalde de Alaejos, Carlos Mangas, o el edil de Simancas Francisco Ferreira, será el propio Santamaría, como portavoz adjunto primero, el que ocupe el puesto. «Así lo marcan los procedimientos, y como este viernes tenemos pleno y aún no sabemos nada del portavoz, ejerceré yo como tal», asegura.

La escisión interna del Partido Socialista supura sin acabar de cicatrizar. La herida entre sectores permanece abierta. Pero no solo eso. La división existente entre los diez diputados socialistas es cada vez más evidente. La posibilidad de coser rencillas se esfumó el pasado 27 de agosto con la elección del nuevo portavoz en la Diputación. Entonces, el regidor de Alaejos logró imponerse por seis votos frente a los cuatro obtenidos por el concejal de Simancas, la propuesta de Teresa López. Sin embargo, la alcaldesa de Rueda, Dolores Mayo, aseguró que se «confundió» en el voto porque estaba con el móvil y se «distrajo».

Solo «una propuesta»

En un primer momento aceptaron esa confusión, y la idea que se transmitió a los socialistas era que el resultado final era de empate a cinco. Pero la situación «no tiene vuelta de hoja». La «votación oficial» fue de seis a cuatro y, a pesar de que el «sentir del grupo sea otro», a la Ejecutiva se le comunicará la victoria de Mangas, no las tablas. «Es lo que pasó. Una compañera dijo que se equivocó pero lo oficial es que Carlos Mangas ganó por dos votos a Francisco Ferreira», insiste. No obstante, Santamaría recuerda que, de acuerdo con el reglamento, al portavoz lo elige la Ejecutiva. «Lo recoge taxativamente. Ese día, lo único que hicimos fue consensuar una propuesta para realizar a la dirección», señala el secretario de Organización.