La pasarela sobre el Duratón en Peñafiel se montará a final de mes

La pasarela, desmontada y con los tramos retirados a un lado./ A. O
La pasarela, desmontada y con los tramos retirados a un lado. / A. O

El nuevo puente peatonal, que forma parte de la Senda del Duero, se desmontó por su deterioro y el peligro que suponía

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZAROPeñafiel

«Se prevé que a finales de septiembre comiencen los trabajos previos de acopio de materiales para lainstalación de los arcos de la pasarela, cuya fabricación ya ha sido encargada a Tragsa. Este diseño contribuirá a un mejor mantenimiento y mayor seguridad. El diseño final, que ha sido mejorado técnicamente, comprende la instalación de 2 arcos paralelos en el sentido longitudinal de la pasarela», han explicado desde la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), responsable última de la pasarela, ya que forma parte del tramo de la Senda del Duero que se ejecutó hace seis años entre Bocos de Duero y Olivares de Duero.

La empresa ejecutora de los trabajos de recolocación es la misma que se encargó de realizar originariamente el citado trayecto de la senda, que comprendía también la instalación de cuatro pasarelas, entre ellas la de Peñafiel, ubicada en el parque Pedro Burgueño. Tragsa es un grupo empresarial de carácter público que se integra en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). En mayo del año pasado se desmontaron los dos arcos que sobrevolaban la pasarela, que convergían en su cúspide en un original y atractivo diseño, debido a que sufrían una importante torsión que afectaba, entre otros elementos, al tablero peatonal que mostraba una apreciable inclinación.

Las arcadas se desmontaron para comprobar si era posible su reparación y su reintegración en la pasarela y así no modificar su diseño original. Posteriormente, a finales de año, se desmontó la pasarela parcialmente, los tramos del puente peatonal que se situaban por encima del cauce del río Duratón y que, hasta ese momento, se apuntalaron con una red de andamiajes, los cuales se colocaron tras retirarse los arcos para asegurar la estabilidad del tablero de tránsito mientras estos se reparaban.

Los andamios también se retiraron como medida de prevención ante la posibilidad de que se registrasen eventuales fenómenos extraordinarios de avenida e inundación en el Duratón, dada la época del año –de alto índice lluvias–, durante la cual los citados andamios podrían convertirse en un riesgo. Los tramos del tablero retirados fueron depositados junto a uno de los extremos de la pasarela, donde permanecen todavía.

Por lo señalado desde la Confederación –«El diseño final, que ha sido mejorado técnicamente, comprende la instalación de dos arcos paralelos en el sentido longitudinal de la pasarela (…)»–, se entiende que el original se va a ver modificado, pues los arcos primigenios convergían en su punto más elevado y, ahora, los nuevos discurrirán de forma paralela.