La Junta inyecta 1,8 millones en Medina de Rioseco para rehabilitar 125 viviendas

Calle Mayor de Medina de Rioseco, cuyas viviendas podrán solicitar las ayudas. /Ayuntamiento de Medina de Rioseco
Calle Mayor de Medina de Rioseco, cuyas viviendas podrán solicitar las ayudas. / Ayuntamiento de Medina de Rioseco

El Ayuntamiento estudia mejorar la accesibilidad de la Plaza Mayor

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Era un «sueño». Algo inalcanzable, «inimaginable». Pero ahora, diez meses después de aquella «deseada» firma, el Área de Rehabilitación Urbana (ARU) de Medina de Rioseco ya es una realidad. El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León dio luz verde la semana pasada, por un importe total de 11,4 millones de euros, a la concesión «directa» de subvenciones a seis ayuntamientos, entre los que se encuentra el de la 'Ciudad de los Almirantes'. Así, la localidad vallisoletana percibirá un montante de 1,83 millones de euros para financiar la rehabilitación de 125 viviendas y la reurbanización de sus espacios públicos. El «objetivo», tal y como asegura el alcalde, David Esteban, no es otro que dar un «lavado de cara» al casco histórico del municipio. «Es una inversión importante; yo creo que es bonito y, además, es uno de los principales retos que afrontamos para este mandato», apostilla el regidor.

Sabían que era una «gran oportunidad». No podían dejarla escapar. Querían beneficiarse «sí o sí» de estas ayudas y, por ello, estuvieron trabajando durante «mucho tiempo» en dar un toque diferente al proyecto, una «singularidad», y que fuera escogido. Pero para llevarlo a efecto, una de las primeras decisiones que tuvieron que adoptar fue la de «acotar». Determinar qué espacios serían susceptibles de acogerse a esta subvención. Consideraron que «no había mejor zona» que el casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1965. Está conformado por doce calles y 217 parcelas, en las que se incluyen un total de 429 viviendas. En esa zona, además, se localiza el Ayuntamiento, el centro de la tercera edad, el centro de salud, la Plaza Mayor y los corros de San Miguel y Santiago, entre otros.

El tiempo de aplicación del ARU es de cinco años, y durante este periodo, según confirma el regidor, percibirán «cerca de cuatro millones de euros». No obstante, Esteban reconoce que «el dinero este año da para lo que da», por lo que tan solo 125 viviendas del entorno, el 29%, podrán beneficiarse de las ayudas. «En la zona donde pasan las procesiones de Semana Santa, a lo que hemos fijado prioridad, hay 429 casas, pero solo da para 125; iremos sacando convocatorias hasta que el dinero se acabe», sostiene.

Las claves

429
viviendas pueden solicitar las ayudas, pero solo el 29% se beneficiará.
Actuaciones
Instalación de ascensores, aislamiento térmico y sustitución de sistemas de calefacción.
Convocatoria
Las bases serán aprobadas en el pleno de noviembre y los particulares podrán percibir hasta el 65%del coste de la intervención.

Las actuaciones previstas comprenden la instalación de ascensores, el aislamiento térmico de fachadas y cubiertas y la sustitución de sistemas de calefacción por otros de ahorro energético. Así, aquellas comunidades o particulares que quieran solicitar estas asistencias podrán percibir hasta el 65% del coste de la intervención. El 35%restante, dice el alcalde, deberá ser aportado por los vecinos. «Es una financiación a cuatro bandas entre Ministerio, Junta, ayuntamientos y particulares», precisa.

Desde que se produjera la firma del proyecto en noviembre de 2018, lo «más importante» que han «hecho» ha sido adjudicar la oficina que se encargará de gestionar el Área de Rehabilitación Urbana. Se abrirá «en las próximas semanas», previsiblemente a finales de octubre, y su función es «asesorar» a aquellos vecinos cuyo edificio es susceptible de recibir esa mejora.

Espacios públicos

Las bases de la convocatoria se aprobarán en el pleno ordinario del mes de noviembre. A partir de entonces, «todos aquellos que tengan propiedades en estas zonas», explica Esteban, podrán presentar sus proyectos cada año. Asimismo, el ARU prevé la rehabilitación de espacios públicos. En este caso, el Consistorio riosecano dará prioridad a convertir la Plaza Mayor en «cien por cien funcional y accesible». «Hay que hacer una intervención integral, ya que a día de hoy no lo es. Tiene tres alturas, varias escaleras... y eso queremos solucionarlo para que todo el mundo pueda moverse con libertad», argumenta.

Por el momento, el alcalde desconoce cuándo lo llevarán a cabo, pues aún no han comenzado a redactar el proyecto. «Nos ceñimos a esos cinco años. Ahora mismo no puedo precisar cuándo se va a ejecutar, pero es muy probable que sea el segundo o tercer año», afirma. «Es el que más parte de financiación recibirá por parte del Ayuntamiento y queremos fijarlo bien», concluye.