El juicio contra los tres acusados de robar en naves agrícolas de Rioseco se pospone a enero

Audiencia provincial de Valladolid, donde se celebrará el juicio. /El Norte
Audiencia provincial de Valladolid, donde se celebrará el juicio. / El Norte

Cada uno de ellos se enfrenta a una posible condena de cuatro años y medio de cárcel

EL NORTE

La Audiencia de Valladolid celebrará el próximo 29 de enero de 2020 el juicio contra tres ciudadanos de origen rumano acusados de robar en tres naves agrícolas de Medina de Rioseco, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. La vista oral ya fue suspendida el pasado 11 de junio, tras el contratiempo registrado puesto que los tres encausados, George A. L, Cristian D. B. y Marius D. A, habían sido convocados a través de una citación a nombre de los tres que recibió tan solo el primero de ellos, quien, en la comparecencia celebrada ese día en la Sección Cuarta de lo Penal, advirtió de que únicamente había podido trasladar la fecha del juicio al segundo pero no al tercero, a quien no había podido localizar.

De hecho, el tribunal hizo entonces gestiones y comprobó que Marius D.A. había salido de prisión el pasado día 4 de abril y que desde entonces se encontraba en paradero desconocido, de ahí que el fiscal del caso, apoyado por la defensora del no compareciente y con la oposición del resto de las defensas, solicitara la suspensión de la vista. La solicitud fue atendida por el tribunal debido a lo elevado de la pena solicitada para él, la posibilidad de que el acusado no supiera que ese día se celebraba el juicio por estos hechos y, por tanto, para evitar cercenar su derecho de defensa.

En su escrito de calificación provisional, la acusación pública considera los hechos como delito continuado de robo con fuerza en las cosas y solicita para cada uno de los tres encausados una condena de cuatro años y medio de cárcel y el pago de una indemnización por importe de 675 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los tres fueron detenidos en Coslada, donde residían, a primera hora de la mañana del día 2 de diciembre de 2016, tras ser seguidos desde Medina de Rioseco por la Guardia Civil desde que salieron en la tarde del día anterior. Si bien los agentes llegaron a perderles de vista, el dispositivo montado a posteriori permitió la interceptación del turismo en el que viajaban cuatro personas -la cuarta se encuentra hoy en paradero desconocido- a las que incautaron el material de procedencia ilícita que más tarde fue devuelto a sus propietarios.

Los ocupantes del vehículo habían entrado la tarde anterior en tres naves agrícolas de Medina de Rioseco, dos primeras donde, tras forzar las cerraduras, se apoderaron de material de navegación vía GPS de varios tractores por valor de más de 30.000 euros y de otros efectos. Esa misma tarde, supuestamente, se dirigieron a otra nave entre Rioseco y Villanueva de San Mancio donde, también una vez quebrantada la cerradura, se apropiaron de un taladro, un juego de llaves de carraca y una soldadora que han sido tasados en 650 euros.