Intoxicada una mujer al explotar la batería de un aspirador en Rioseco

El aspirador y la batería, aún en llamas, que causó el fuego./M.M.
El aspirador y la batería, aún en llamas, que causó el fuego. / M.M.

La pieza salió despedida en llamas sobre un sofá y causó un incendio en el salón de la vivienda

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁNMedina de Rioseco

«Podía haber sido peor si mi hija no se llega a despertar y el fuego se hubiera extendido por toda la casa», explicaba ayer por la mañana el padre de la joven de 25 años que resultó intoxicada en la madrugada anterior fruto de un incendio declarado en el salón de su vivienda, en un bajo del número 3 de la calle Padre Antonio Claret, en Medina de Rioseco, causado por la explosión y posterior incendio de la batería de un aspirador que el matrimonio que reside en la vivienda compró el lunes y que habían dejado cargando esa noche.

Los hechos ocurrieron a las seis de la mañana, cuando el ruido de una explosión y los ladridos del perro de la pareja despertaron a la joven, que se encontró a continuación con el salón en llamas. Ella misma avisó al resto de vecinos del inmueble, situado al borde de la travesía de la carretera de León, y con su ayuda lograron apagar las llamas antes de la llegada de los Bomberos, cuyos efectivos mostraron su extrañeza por lo ocurrido y apuntaron que «lo normal es que cuando las baterías acaban de cargarse se desconectan de la red automáticamente». De no ser así puede producirse una sobrecarga que da lugar a una explosión. Y eso mismo es lo que ocurrió. La explosión hizo que una de las baterías saliese despedida hasta el respaldo del sofá y que comenzase a arder. Otra fue a parar a las cortinas, otra a un mueble de madera y otras más pequeñas al suelo. La joven fue evacuada en ambulancia al Río Hortega y recibió el alta ya la mediodía. Otro vecino, que participó en la extinción, también resultó intoxicado.

La pareja ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil e informado a su vez al Servicio de Consumo.