Una ejecutiva tensa paraliza de nuevo la elección del portavoz del PSOE en la Diputación de Valladolid

La comisión ejecutiva provincial del PSOE, en una de sus reuniones./Gabriel Villamil
La comisión ejecutiva provincial del PSOE, en una de sus reuniones. / Gabriel Villamil

Algunos miembros amenazaron con dimitir si se realizaba la votación

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZ

Un ambiente tenso, con diversidad de criterios, con varias familias y con muchas ganas de cambiar las cosas desde las bases. Así definen muchos de los miembros de la ejecutiva provincial del PSOE en Valladolid la reunión que se mantuvo en la sede del partido para nombrar al que será el nuevo portavoz socialista en la Diputación de Valladolid.

Por el momento, no solo no se voto a ninguno de los dos candidatos oficiales, es decir ni la propuesta de la aún secretaria provincial, Teresa López, el concejal por Simancas, Francisco Ferreira, ni la propuesta de algunos los alcaldes y concejales del distrito judicial de Medina del Campo, el alcalde de Alaejos, Carlos Mangas, sino que la crisis interna se agudizó mucho más con amenazas de dimisiones si la votación se realizaba.

«Si bien es cierto que se produjo una votación, los estatutos señalan que la última decisión la toma la ejecutiva»

A pesar de que «el ambiente en la reunión fue caliente, caliente», como aseveran algunos de los miembros de la ejecutiva, los votantes fueron emplazados a una nueva reunión que se producirá la próxima semana, tiempo en el que la comisión ejecutiva provincial del PSOE quiere «desenquistar» el problema de la portavocía en la Diputación.

Una vez solventado este entramado, que a fecha de hoy cuenta con diversas iniciativas populares como la recogida de firmas que algunos alcaldes y concejales de la zona de la provincia están realizando para alzar a la portavocía al alcalde de Alaejos (algo que en otras provincias ya se ha desarrollado y con resultados óptimos al imponerse el sentir de los concejales y alcaldes) la actual secretaria provincial, Teresa López, podría poner a disposición del partido su cargo.

Tras el parón del verano y con el inicio del curso escolar los socialistas de la provincia parecen no haber empezado con buen pie la nueva temporada ya que, una vez más, volvieron a levantar las armas y bloquearon la designación de Ferreira como portavoz en la Diputación. Cargo que estaría remunerado con cerca de 56.000 euros y que se ha convertido en el caballo de batalla de los diputados provinciales que siguen apostando por que la voz en esta institución esté representada por Carlos Mangas, «una persona que ha ganado una vez más la alcaldía de Alaejos, que lleva más de 12 años en política local, que conoce el medio rural y que tiene una experiencia más que contrastada».

El 19 de septiembre

El secretario de Acción Electoral, Leandro Martín Puertas, ejerció como portavoz de la comisión tras la conclusión de la reunión, y explicó, en declaraciones recogidas por Europa Press, que ayer no se ha tomado una «decisión última» sobre la elección del portavoz y, ante la variedad de propuestas, se aplaza una semana más para hablar con los posibles candidatos. En una nueva ejecutiva extraordinaria, convocada para el próximo jueves, 19 de septiembre, previsiblemente se tomará la decisión definitiva.

En una reunión, que Martín Puertas definió como «bastante intensa», se decidió cortar la misma después de dos horas ya que hay miembros de la Ejecutiva que son concejales y alcaldes de pueblos que en estos momentos celebran sus fiestas y tenían actos oficiales. Así, la solución era «tan compleja» que la Ejecutiva ha preferido darse una semana más para hablar nuevamente con los dos candidatos y tratar de resolver la situación.

Los estatutos

Martín Puertas explicó que en la reunión se trató de aclarar cómo se produjo la votación entre los miembros del grupo socialista de la Diputación hace unas semanas en la que se produjo un empate a votos entre Mangas y Ferreira, e incluso se manifestaron dudas sobre si hubo una segunda votación. También se dejó claro que «si bien es cierto que se produjo una votación», los estatutos del PSOE, en el artículo 327, señalan que la «última decisión» para designar al portavoz de un grupo provincial la toma la ejecutiva provincial. De hecho, recalcó que la votación que realizaron los diputados «no es vinculante», sino que simplemente puede «recomendar, asesorar o venderse como una propuesta».

En la reunión el tono ha sido elevado y el ambiente estuvo caldeado ya que es una vergüenza lo que estamos viendo», aseguró uno de los asistentes. Algunos de los presentes en la reunión se negaron a votar ya que «si uno de los candidatos no está presente (al no ser miembro de la ejecutiva no tiene presencia física) no podemos escuchar sus propuestas».