Las ayudas para conservar iglesias dilatan un pleno de trámite en la Diputación de Valladolid

Pleno extraordinario de la Diputación de Valladolid celebrado este viernes. /Rodrigo Jiménez
Pleno extraordinario de la Diputación de Valladolid celebrado este viernes. / Rodrigo Jiménez

El sustituto de Jesús Julio Carnero, el alcalde de Cogeces del Monte, Fernando Esteban, tomó posesión como diputado

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Fue una primera toma de contacto. Descafeinado desde el punto de vista político. Sin sorpresas. Tan solo el cruce de opiniones y puntos de vista entre el portavoz del Grupo Popular, Agapito Hernández, y la representante de Toma la Palabra (TLP) en el salón de plenos, Virginia Hernández, logró frenar el ritmo del primer pleno del mandato en la Diputación de Valladolid -a excepción del de organización administrativa, que tuvo lugar a finales del mes de julio y en el que Partido Popular y Ciudadanos se repartieron el Gobierno-.

Lo cierto es que comenzó puntual. Tan solo con dos minutos de retraso, aunque el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, se disculpó por ello. Casi no había terminado de hablar, de dar los buenos días y oficializar el inicio del pleno, cuando el secretario provincial de Organización y portavoz primero adjunto del PSOE, Pedro Pablo Santamaría, en funciones de portavoz provisional, pidió, previa petición, «disculpas» por la «no asistencia de tres compañeros»: la concejala de Aldeamayor de San Martín Virginia Almanza y el alcalde de Tudela de Duero, Luis Javier Gómez, por «motivos personales», y el regidor de Bobadilla del Campo, Francisco Pastor, que este jueves tuvo un accidente de tráfico en su localidad.

En los bancos habilitados para el público, en primera fila, aguardaban desde poco después de las nueve y media de la mañana -el pleno estaba programado para las diez- los familiares del alcalde de Cogeces del Monte, Fernando Esteban. La toma de posesión del regidor como diputado provincial en sustitución del expresidente, Jesús Julio Carnero, fue el primer punto del día. Juró el cargo e Íscar le entregó la correspondiente medalla. Entre tanto, su hermana grababa con el teléfono móvil. Había que inmortalizar el momento. A sus padres les costó contener las lágrimas; sus hijos aplaudían de pie.

Pleno extraordinario celebrado este viernes en la Diputación de Valladolid. / R. Jiménez

Había que calentar. Aún es pretemporada en el Palacio de Pimentel. El curso político no echará a rodar, no cogerá ritmo, hasta finales de este mes, cuando se celebre el pleno ordinario. En él, además, está previsto que el Partido Socialista comunique al pleno el que será su nuevo representante en la institución (la Ejecutiva decidirá entre el alcalde de Alaejos, Carlos Mangas, o el edil de Simancas Francisco Ferreira). Además, la sustituta de la secretaria provincial del partido y exportavoz, Teresa López, la regidora de Rueda, Dolores Mayo, tomará posesión de sus cargos.

La renuncia de Teresa López como diputada fue el segundo punto del orden día. Tan solo el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, intervino para «agradecer» a la exalcaldesa de Medina del Campo «todo el trabajo y dedicación por la institución y desearle toda la suerte del mundo». Entre tanto, la bancada socialista parecía haber cerrado filas, haber cosido las rencillas surgidas a raíz de la elección del nuevo portavoz.

Tras ello, se entró en materia. Los veintiocho puntos del día salieron adelante en apenas una hora y diez minutos. El pleno aprobó la designación de los vocales del Consejo de Administración del Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión (Reval). También dio luz verde a la designación del representante de la Diputación en la Fundación Democracia y Gobierno Local. Las primeras desavenencias llegaron con el expediente de omisión de fiscalización y reconocimiento extrajudicial de créditos. Ciudadanos y Vox se abstuvieron; Toma la Palabra y PSOE votaron en contra porque, según dijo el representante socialista, «el informe del interventor es claro, conciso y tajante para votar que no».

Adquirir suelo industrial, una «ocurrencia insensata»

Entre otras medidas, también se ratificaron varias resoluciones, entre las que destacan la convocatoria de subvenciones a ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes para la organización o financiación de campeonatos; la destinada al mantenimiento, conservación y mejora de senderoso o la convocatoria para la realización de actividades turísticas y promocionales, entre otras. Asimismo, salió adelante, a pesar de la negativa de Toma la Palabra y la abstención de Vox, las bases y citación para que aquellos consistorios que lo deseen, soliciten las ayudas para la adquisición de suelo para uso industrial o desarrollo urbanístico. Por otra parte, también aprobaron el proyecto y expediente de contratación, con un gasto de 16,65 millones de euros, el contrato de conservación, mantenimiento, señalización y vialdad invernal.

En este asunto, lo único que compartieron Virginia Hernández, de TLP, y Agapito Hernández, del PP, fue el apellido. La primera calificó la iniciativa como «ocurrencia insensata» porque, dijo «el 60% del suelo industrial que posee la Diputación está vacío». «Van a aprobar tirar 180.000 euros de dinero público para que se asienten empresas. ¿Pero qué empresas, de verdad existen? En muchas de estas zonas es difícil enviar un whatsapp como para enviar un correo electrónico con un documento adjunto», aseveró.

Ante ello, el portavoz del Grupo Popular asumió que el «gran problema hoy por hoy es la falta de empresa y emprendedores en los pueblos», pero defendió que la resolución «había que hacerla» y, por tanto, ese debate era «un poco estéril». Entre alusiones e intercambios de puntos de vista, el diputado socialista Javier González Trapote pedía la palabra para solicitar, de cara a futuras convocatorias, una modificación en las bases.

El segundo enredo entre TLP y PP llegó apenas cinco minutos después con la concesión de ayudas para la conservación y reparación de iglesias y ermitas en las localidades vallisoletanos. La diferente cantidad aportada por la Diputación -350.000 euros- y por el Arzobispado -300.000- provocó que a Virginia Hernández se le «cayera la baba» por el «chollo» que la Diócesis tiene con la institución provincial. «Nosotros somos menos de aspiraciones celestiales, pero ustedes se están ganando el cielo», ironizó la también alcaldesa de San Pelayo. «Esta no es nuestra responsabilidad, y mucho menos si no recibimos nada a cambio. Con la iglesia hemos topado», sentenció. La responsable del Área de Cooperación y Asistencia a municipios, Myriam Martín, defendió que el convenio entre ambas entidades es «importante» y, por ello, continuarán haciéndolo. «No se asegura el culto, pero sí el patrimonio de los pueblos. El año que viene plantearemos al Arzobispado el tema de los porcentajes», indicó.

Acuerdos del pleno

1. Aprobación inicial de la modificación de la ordenanza reguladora de los precios públicos por la prestación del servicio de ayuda a domicilio y teleasistencia.

2. Modificación de porcentajes a que alude el art. 174.3 TRLHL (Texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales) en relación con la contratación de las obras de «restauración de la barbacana y patio norte del Castillo de Peñafiel». En 2019 se destinarán 498.284 euros, y en 2020 1,1 millones.

3. Bases y convocatoria de subvenciones a ayuntamientos de la zona norte de la provincia para la adquisición de suelo para uso industrial y/o desarrollo urbanístico con un gasto de 180.000 euros.

4. Proyecto y expediente de contratación del contrato de «Conservación, mantenimiento, señalización y vialidad invernal en carreteras provinciales, 2020-2024», con un gasto plurianual de 16,65 millones.

5. Convocatoria de ayudas para la conservación y reparación de iglesias y ermitas en la provincia este año, por un importe total de 812.500 euros, de los que 350.000 euros son aportados por la Diputación, 300.000 euros por el Arzobispado y, el resto, por los consistorios.

6. Bases y convocatoria de subvenciones a ayuntamientos de la provincia para que concedan ayudas para la adquisición de material escolar al alumnado matriculado en el segundo ciclo de educación infantil durante el curso escolar 2019-2020, con un importe total de 229.786,36 euros.

7. Subvenciones a favor de 39 ayuntamientos para que desarrollen a lo largo del año un total de 106 acciones de sensibilización, visibilización y conmemoración de jornadas en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y contra la violencia de género.