Cuenca de Campos vibra con el Boca Juniors

Participantes en el cuadrangular de fútbol jugado en Riose/M. M.
Participantes en el cuadrangular de fútbol jugado en Riose / M. M.

El municipio terracampino homenajea al creador del himno, Jesús Fernández Blanco, nacido en el pueblo

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁN

«Boca es nuestro grito de amor, Boca nunca teme luchar, Boca es entusiasmo y valor, Boca juniors... a triunfar...» es el estribillo del himno del popular club argentino de fútbol Boca Juniors, que ayer sonó en Cuenca de Campos después de que uno de sus vecinos, Jesús Fernández Blanco, que había nacido en la localidad 1892, pusiese letra a la música que compuso Ítalo Goyeche a petición de Victoriano 'Toto' Caffarena, el único hincha partícipe de la memorable gira por Europa de 1925 del equipo de Buenos Aires.

El himno sonó como el detalle más emotivo del homenaje que la terracampina localidad rindió a Jesús Fernández Blanco, letrista y poeta que desarrolló su actividad en Argentina volcado en el género del tango, lo que le valió la cercana amistad con Carlos Gardel. Un homenaje que tendría su mejor colofón con el concierto en el patio del antiguo convento de San Bernardino de la artista dominicana Natti Natasha, que tenía previsto actuar pasada la media noche con sus ritmos de reguetón, pop latino y bachata con temas como 'Oh Daddy', 'Sin pijama' o 'Deja tus besos'. La velada contaría también con los dj's Héctor Calderón, Eleka the Class, Joana Santos y Yorskay Queco.

El homenaje, con el título de Deliciarium Homenaje a la Argentina, comenzaba por la mañana en el campo de fútbol de Medina de Rioseco con el cuadrangular que disputaron equipos de Mayorga, Villalón, Rioseco y Cuenca de Campos-Boca Juniors, que al final ganó el equipo villalonés. Ya por la tarde, la antigua iglesia de Santa María acogía, ante numeroso público, el acto principal con la entrega de una placa a Cuenca de Campos de la Federación de Sociedades Castellano Leonesas de la República Argentina; además se reprodujo un vídeo en el que los directivos actuales del Boca Juniors mostraron su apoyo y agradecimiento a la iniciativa.

En la jornada no faltaron actividades como una paella popular, una demostración de tango argentino, la breve disertación de la coordinadora en Salamanca de la Academia Nacional de Tango, Marta Norere, sobre Jesús Fernández Blanco o una cata de vermú que llevó a cabo Javier San Segundo, fundador en Palencia de The Lemon Society, el bar con más ginebras del mundo.

Fútbol y tango

La Fundación Rehabitar, en colaboración con el Ayuntamiento de Cuenca de Campos y los de municipios limítrofes, ha promovido el homenaje con el objetivo de «poner en valor la figura de Jesús Fernández Blanco», según expresó el presidente de la fundación y alcalde de la localidad, Faustino González, quien recordó cómo habían descubierto a Jesús Fernández Blanco hacía unos diez años como «un personaje importante en nuestra historia». González señaló que la iniciativa tenía que ser «un puente para que hubiera intercambios culturales con el Boca Juniors».

El representante de la comisión de Historia del Boca Juniors en España, Rubén Mollo, explicó que la relación entre el club argentino y Cuenca de Campos está en «la pasión por los colores y el amor por los colores».

Mollo expresó que «Fernández Blanco había llevado a Buenos Aires la pasión e ilusión de su pueblo natal, dejando huella en los más importante de la cultura Argentina, el fútbol y el tango».