Condenado a cuatro años de cárcel el agricultor cuyo remolque volcó en las fiestas de Tordesillas y provocó dos muertes

El remolque volcado. /F. J.
El remolque volcado. / F. J.

La sentencia, que puede ser recurrida, considera probado que circulaba con exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol

J. A.VALLADOLID

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha condenado a cuatro años de cárcel a Luis Bermejo Higuera, el conductor del tractor que en las fiestas de la Virgen de la Peña de Tordesillas de 2017 volcó el remolque que transportaba por exceso de velocidad y por conducir bajo los efectos del alcohol, lo que provocó la muerte de dos personas y lesiones a otras 16 de las 23 que viajaban en el vehículo. En el fallo se le considera autor de un delito contra la seguridad vial, dos delitos de homicidio por imprudencia grave y otros 16 de lesiones por imprudencia grave.

Asimismo, se le inhabilita para el derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de condena, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor por un periodo de seis años. Las indeminizaciones a las familias de las dos personas que fallecieron en el siniestro y para los heridos superan los 800.000 euros. Mapfre es la compañía que tenía asegurado el vehículo.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 16:30 horas del 10 de septiembre de 2017 cuando Luis Bermejo conducía un tractor que arrastraba un remolque por la avenida de Zamora de Tordesillas en dirección hacia a la ermita para celebrar la fiesta. Frente a la «peregrina» explicación del acusado durante el juicio de que el remolque volcó por los brincos de los pasajeros, la sentencia resalta que resultan «aplastantes» las declaraciones de todos y cada uno de los que viajaban en el remolque del exceso de velocidad al que circulaba.

Más información

De hecho, todos, con distintas expresiones, aseguraron sentir «miedo y pánico» de viajar en lo que algunos calificaban como una «montaña rusa». Todos, añade la sentencia, le pidieron que parara y le advirtieron de que iban a volcar a lo que el ahora condenado hizo caso omiso. También el copiloto del tractor llamó la atención a Luis Bermejo, porque iba muy deprisa a lo que este le contextó que este tractor «no tiene ninguna envidia a los demás» y que él lo controlaba. La situación de angustia que se vivió resulta «coincidente y unánime», según destaca el fallo.

La magistrada-juez rechaza el argumento de la defensa de que los afectados se subieron voluntariamente al remolque, asumiendo así los riesgos y las consecuencias del siniestro. «En efecto los pasajeros asumieron un desplazamiento en remolque en romería, como era costumbre en las fiestas del pueblo, no constantando en modo alguno que asumieran un viaje a una velocidad inadecuada ni que mucho menos conocieran que el conductor pudiera estar afectado por el consumo del alcohol», cuya tasa de alcohol superaba lo permitido (0,61). Algunos se dieron cuenta de esta situación ya dentro del remolque y pensaron en bajarse en la gasolinera, pero no les dio tiempo.

La sentencia no es firme y frenta a la misma cabe recurso de apelación ante la Audiencia.