La búsqueda de restos humanos en una fosa de Medina se paraliza por falta de recursos

Acceso a la bodega de Medina donde la asociación trata de recuperar los cadáveres de los fusilados./Rodrigo Jiménez
Acceso a la bodega de Medina donde la asociación trata de recuperar los cadáveres de los fusilados. / Rodrigo Jiménez

La Asociación de Memoria Histórica de Valladolid denuncia el retraso de la subvención por parte de la Junta

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZMedina del Campo

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de Valladolid ha denunciado el retraso en el pago de la subvención solicitada a la Junta de Castilla y León para continuar con la segunda fase en los trabajos de excavación que está desarrollando desde el pasado mes marzo en una bodega subterránea situada en el término municipal de Medina del Campo.

Por el momento, las labores que los técnicos están realizando en esta fosa común, en la que estarían los cuerpos de 42 personas, dos de ellas mujeres, asesinados en la saca del 8 de diciembre de 1936, están paralizadas, según explicó el presidente de la Asociación, Julio del Olmo, quien esta misma semana envió una misiva la Presidencia del Gobierno autonómico para que se agilice la transferencia de los 52.800 euros, cantidad dependiente del presupuesto del pasado año, a través de las denominadas aportaciones dirigidas a las entidades para la defensa de la Memoria Histórica en la Comunidad. «Hasta que no nos ingresen el dinero de la subvención no podremos iniciar la segunda fase del proyecto, que son los trabajos de arqueología, antropología y exhumación», comenta del Olmo.

«Sin duda alguna esta excavación, y las labores que hemos realizado hasta el momento, es la más complicada de todas ya que los restos se encontraban en el interior de una bodega y además estaban alterados», añade.

Durante todos estos años, la asociación ha procedido a la identificación de 500 personas en un total de 40 fosas comunes. A la espera de la buena noticia, la ARMH se desplazó esta misma semana hasta Madrid para conseguir el ADN de familiares de una de las dos mujeres asesinadas. Si coincidiera, se confirmarían las tesis de la asociación «y podríamos confirmar que nos encontramos ante los restos humanos de los asesinados durante la saca de del 8 de diciembre de 1936».

Restos en un aljibe

«El poder identificar todos los restos encontrados será complicado, al estar la gran mayoría de ellos alterados, y además sería necesaria una cuantía económica muy elevada, que rondaría entre los 100.000 y 200.000 euros, algo imposible».

Además de encontrar varios huesos en una cata en el interior de la bodega, también se encontraron restos en un aljibe y durante el primer mes de trabajo familiares de varios desaparecidos se acercaron hasta la fosa para conocer de primera mano las labores que se estaban desarrollando. Desde que arrancará la actividad de esta Asociación en la localidad en el año 2003, se puso el foco en esta bodega conocida como 'Casa Alfredo Velasco' o 'Los Alfredos', que se encuentra situada a unos siete kilómetros, en línea recta, del casco histórico de la localidad. Es un lugar alejado y discreto que ya en 1936 estaba en ruina y la bodega en desuso. Durante estos años, la asociación ha recopilado todos los antecedentes orales con testigos y con documentación escrita para poder determinar en estos momentos que en la fosa común se encontrarían los restos de un total de 42 asesinados, de los cuales la ARMH tendría identificados a 27.

Según explica del Olmo Martín, «los testigos con los que hemos hablado nos aseguran que el 8 de diciembre de 1936 salieron de la cárcel de Medina del Campo fueron paseados y después asesinados. Asimismo, y también según varios testigos, en el año 1978 algunos se introdujeron por una de las luceras de la bodega y pudieron contar cerca de 20 cadáveres. No pudieron avanzar por el subterráneo debido a la acumulación de tierras».

Gracias a los testimonios y a los documentos, la ARMH subraya que los 27 identificados son hombres y mujeres, con edades comprendidas entre los 27 y los 49 años de edad. La gran mayoría de ellos nacidos en Medina del Campo, pero también en otras localidades cercanas como Rueda, Rodilana, Torrecilla de la Orden. Asimismo entre los identificados también habría zamoranos, abulenses y vascos .