El buen ambiente y el calor protagonizan la concentración motera de Campaspero

Más de 160 moteros participaron en la concentración de Los Pedreros. /A. Ojosnegros
Más de 160 moteros participaron en la concentración de Los Pedreros. / A. Ojosnegros

La sexta edición de Los Pedreros atrae a más de 160 personas, que disfrutaron de actividades como una exhibición o rutas por el entorno

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZAROCampaspero

Al calor de los motores y del verano carburando al máximo. Así comenzó el viernes la sexta edición de la concentración motera Los Pedreros, que se celebra este fin de semana en Campaspero. Después de más de 24 horas disfrutando del rugido de las motos, es momento de despedirse de una cita que cada año escala puestos entre las mejores concentraciones del país, pues mantiene su poder de convocatoria, tanto de motociclistas como de otros tantos que se acercan a la localidad churra atraídos por la concentración y el programa de actividades que diseña la organización.

En esta ocasión, los inscritos han sido unos 160, una cifra similar a la de otras ediciones. La mayoría de los participantes proceden de provincias limítrofes, pero también se acercan motoristas desde Madrid, de puntos del norte peninsular e incluso lugares como Cáceres. Esta vez, además, ha participado un motero de Gerona, que, de camino a Ferrol, ha hecho parada en Los Pedreros. Igualmente, cabe destacar la presencia de los que repiten, de los asiduos, pues, entre otras características, la de Campaspero es un concentración de una asistencia fiel, de ahí su consolidación.

Después de una larga noche como la del viernes, con la celebración de dos conciertos, el sábado tocó madrugar para realizar una ruta por la zona, con un descanso y refrigerio en Cogeces del Monte para reponer fuerzas. Esta ruta batió la marca de participación de otras anteriores, con más de cien motos sobre la carretera.

De vuelta a la base y tras tomar unas tapas para abrir boca, llegó la hora de la comida, de confraternizar con el resto de participantes. Tras ella, muchos optaron por disfrutar de una de las posibilidades que facilitaba la inscripción, como era relajarse y darse un baño en las piscinas municipales, algo especialmente agradecido en un día caluroso como el de ayer. Otra de las propuestas para los inscritos era la entrada gratuita al Museo de la Piedra, donde también podían contemplar una exposición de pintura hiperrealista de la autora vallisoletana Helen Fernández Camazón, una gran muestra y una buena alternativa.

Tributo y exhibición

A media tarde, los temas de Fito y los Fitipaldis, interpretados por un grupo tributo, Willson&Willsonetis, fueron atrayendo hasta el entorno de la concentración y del polideportivo a numerosos moteros que, poco a poco, se fueron reuniendo en ese punto no solo para disfrutar de su buen sonido, sino también para presenciar un espectáculo de acrobacias sobre moto.

Una vez celebrada la exhibición, que fue una de las más multitudinarias, llegó el momento de una contundente cena ofrecida por la organización, para aguantar lo que aún quedaba por delante, mucha noche. Durante esas últimas horas antes de bajar la persiana a Los Pedreros 2019, se desarrolló el tradicional desfile de antorchas.