Cien días para engrasar la maquinaria

Alcaldes de localidades vallisoletanas que cogieron el bastón de mando en junio analizan los primeros meses en el gobierno, las dificultades encontradas y los proyectos de futuro

En la parte de arriba, Alejandra Fernández, Elías Arranz y Patricia González. Abajo, Miguel Ángel Oliveira, Guzmán Gómez y Sarbelio Fernández. /El Norte
En la parte de arriba, Alejandra Fernández, Elías Arranz y Patricia González. Abajo, Miguel Ángel Oliveira, Guzmán Gómez y Sarbelio Fernández. / El Norte
Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Cien días «muy intensos». De pasión. Con el viento a favor, aunque a lomos de la herencia recibida. En definitiva, para «aterrizar» y engrasar una maquinaria que, por el bien de los ciudadanos, debe estar a punto durante los próximos cuatro años. Así han sido los tres primeros meses de mandato de los alcaldes de los principales municipios vallisoletanos que cogieron por primera vez el bastón de mando en junio de este año. Su pensamiento ideológico está en las antípodas, pero los regidores de Arroyo de la Encomienda, Peñafiel, Zaratán, La Cistérniga, Medina del Campo y Tordesillas coinciden en un aspecto: han sido «cien días muy intensos y de muchísimo trabajo». Aún así, el balance es «positivo» en todos los casos.

«Es como la maternidad», espeta la alcaldesa de La Cistérniga, Patricia González. En estas semanas de «toma de contacto», dice, ha llegado a la conclusión de que la Alcaldía provoca un sentimiento similar al que brota cuando se tiene un hijo. «La tienes idealizada. Crees que ser madre es lo más maravilloso del mundo, pero luego es otra cosa», argumenta. «El día a día es muy bonito y gratificante, pero también muy duro», matiza. Echa la vista atrás para recordar la primera vez que pisó su despacho en el Ayuntamiento de la localidad. «Eres nueva, recibes información las veinticuatro horas del día, tienes que cribarla... Los primeros días son una locura», reconoce. Sabe que son gajes del oficio, pero no puede evitar enfadarse consigo misma cuando ve mobiliario público en mal estado. «Veo una papelera rota, un árbol que no debería estar en ese estado y me cabreo. Luego ves que todo se soluciona y es muy gratificante entregarte de esta manera a tus vecinos», incide.

«A pesar de todo», cuenta, está «muy contenta y satisfecha». Todo el equipo de gobierno lo está. Parafrasea al alcalde de Vigo, Abel Caballero, para exhibir un «orgullo» que lleva por bandera. «Lo dijo hace unos días Abel Caballero y es que es verdad. Lo mejor que te puede pasar es ser alcaldesa de tu pueblo, trabajar para mejorar su día a día», apostilla. Tiene el municipio «levantado». Las máquinas son, a día de hoy, una estampa habitual en las calles de La Cistérniga. «Estamos continuando con lo que nos dejó el anterior equipo, pero también empezando con lo nuestro», sostiene. El «objetivo primordial» por el que se «desvivirá» será conseguir que la localidad tenga un centro de salud. «Es muy difícil porque todavía no he conseguido que la consejera de Sanidad me reciba porque tiene muchas citas, pero voy a ser pesada y cansina hasta lograrlo», continúa.

Los protagonistas
«No me arrepiento de ninguna decisión; todo lo consensuamos y lo llevamos a buen puerto»

«No me arrepiento de ninguna decisión; todo lo consensuamos y lo llevamos a buen puerto» alejandra fernández, alcaldesa de zaratán

«Teníamos la sensación de que el municipio se estaba muriendo; queremos darle vida»

«Teníamos la sensación de que el municipio se estaba muriendo; queremos darle vida» elías arranz, alcalde de peñafiel

«Voy a ser pesada, cansina, hasta conseguir que tengamos un centro de salud»

«Voy a ser pesada, cansina, hasta conseguir que tengamos un centro de salud» patricia gonzález, alcaldesa de la cistérniga

«Estoy encantado; estamos llevando a cabo el proyecto que teníamos en mente»

«Estoy encantado; estamos llevando a cabo el proyecto que teníamos en mente» miguel ángel oliveira, alcalde de tordesillas

«Estamos reflotando un barco que cuando llegamos estaba prácticamente hundido»

«Estamos reflotando un barco que cuando llegamos estaba prácticamente hundido» guzmán gómez, alcalde de medina del campo

«Volvería a presentarme, ya no hay marcha atrás;como mucho para coger aire y respirar»

«Volvería a presentarme, ya no hay marcha atrás;como mucho para coger aire y respirar» sarbelio fernández, alcalde de arroyo

El respaldo de Ciudadanos en la toma de posesión llevó a Sarbelio Fernández, de Independientes por Arroyo de la Encomienda (IPAE), a la Alcaldía del municipio. Ahora, cien días después, lo que más le «preocupa» es «llegar a todos los vecinos» en cuestiones como limpieza, jardines y obras. No obstante, este mandato fija su meta en «dar vida» al edificio de la Casa de la Música y las Artes. «Por orden, también queremos concluir la primera fase de los campos de rugby y acometer un proyecto nuevo, que es la ampliación del polideportivo de La Flecha», asevera.

Para atrás, ni para coger impulso. «Si acaso para coger aire y respirar», bromea Fernández. Cuenta que «volvería a hacerlo». Que es «feliz» siendo regidor de su pueblo. «Hay que mirar siempre para adelante; hemos empezado bien, con calma, ya que ha coincidido con las vacaciones, que paralizan las conversaciones con todos los grupos y los servicios municipales. Imagino que a partir de ahora habrá una colaboración más estrecha», añade.

Aún están «tomando contacto», organizando «todas las áreas» del Consistorio. Por el momento, han centrado su atención en «intentar crear una sinergia de negocios» para atraer a empresas a la localidad. «Hemos mantenido muchas reuniones con empresarios; se ha empezado a tener conversaciones con la gente del sector 02 y también queremos potenciar la promoción del polígono industrial», subraya.

Modernizar los sistemas

Convulso y «ajetreado». Así ha sido la llegada de Elías Arranz al Ayuntamiento de Peñafiel. El regidor socialista, que gobierna gracias al apoyo de los concejales de Peñafiel Futuro, Ciudadanos y Candidatura Independiente, admite que ha sido un inicio «duro y bastante complicado». El hecho de que no tuvieran secretario hasta finales de agosto dificultó la labor. «Hasta entonces ha sido bastante complicado, pero luego tienes a alguien que te aconseja y asesora y mucho mejor», afirma.

El «peor momento», explica, llegó a la hora de organizar las fiestas. A ello, además, hubo que añadir las «sorpresas inesperadas» a las que tuvieron que hacer frente. «Ha habido mucho trabajo, y si además te encuentras con sorpresas inesperadas como un montón de facturas sin pagar...», lamenta.

«A pesar de todo eso», volvería a presentarse como candidato. «Siempre he estado implicado y preocupado por el funcionamiento de nuestro pueblo; me gusta contribuir a que la sociedad funcione, no verlo desde fuera», apunta. Así, durante los próximos cuatro años, la intención es convertir el Consistorio peñafielense en un «ejemplo de transparencia». «Queremos que esa sea la base, aunque también centraremos la atención en modernizar la localidad porque teníamos la sensación de que se estaba muriendo, que estaba estancada», prosigue.

Al nuevo alcalde de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, le «felicitan cuando camina por la calle». El motivo, según relata, es por la «gestión» que han realizado estos meses. «Estamos muy contentos; los vecinos nos felicitan, tanto a mi como al equipo de gobierno, principalmente por la renovación del casco urbano que hemos llevado a cabo», justifica.

Dice estar «encantado» de poder dirigir un municipio como Tordesillas. Reitera que, «si volviera a atrás», se presentaría de nuevo. «Ha sido todo muy intenso, pero la verdad es que merece la pena», sostiene. «Estamos pudiendo llevar a cabo el proyecto que tenia en mente, el que había defendido desde la oposición, que era actualizar el sistema organizativo e implantar una bajada de impuestos para el año que viene», apostilla. Lo ha defendido «siempre» y, ahora, una vez en el gobierno, «con más razón». El objetivo que se marcan es «modernizar todo el sistema organizativo y renovar la red de abastecimiento de agua».

Cuando Alejandra Fernández, regidora de Zaratán, «cayó» en la Alcaldía todo transcurrió «muy rápido». Apenas cuatro días después de la toma de posesión, que tuvo lugar el 15 de junio, comenzaron las fiestas patronales de la Octava del Corpus. «Empezamos con fuerza, con ganas y muchas cosas que hacer», indica. Cuando terminaron, «aterrizaron». Tuvieron que tomar una serie de decisiones «difíciles que se habían quedado pendientes», como licitaciones «que no se habían sacado» o renovaciones de contratos. «Es cierto que hemos comenzado cuando empiezan todas las actividades; es el día a día, no es que el anterior equipo de gobierno lo haya dejado, ni mucho menos», aclara.

Buena sintonía

De hecho, Fernández alaba y pone «en valor» la labor de sus predecesores por el «trabajo tan duro que se hace». «Hay muchas cosas que llevar a cabo; aunque te lleve muchos quebraderos de cabeza y muchas horas de trabajo, volvería a presentarme sin ningún tipo dudas», confirma. «Es cierto que las horas físicas en el Ayuntamiento por las mañanas, que es lo que la gente ve, cuentan, pero hay muchas cosas que hacer desde casa, los fines de semana... Alcaldesa se es los 365 días del año», continúa.

A ello, además, cabe añadir la buena sintonía existente con los concejales de Ciudadanos y de la Agrupación Independiente (AIZ), con quienes firmaron un pacto para gobernar en la localidad. «Por ahora me estoy encontrando muy a gusto; todo lo consensuamos y lo llevamos a buen puerto», asiente. «No me arrepiento de nada ni de ninguna toma de decisión», sentencia.

En una situación «agónica». Así dice Guzmán Gómez, alcalde de Medina del Campo, que se encontró el Consistorio cuando llegó. «Nos lo encontramos en una situación agónica, y ahora estamos reflotando un barco que estaba prácticamente hundido», subraya. El proyecto que su formación, el Partido Popular, tiene para el municipio es claro y contundente: pretender ser «cercanos al ciudadano». «El diálogo y la cercanía, y no una relación bronca, será nuestra línea de actuación para poder llegar a acuerdos puntuales», insiste. En este periodo, Gómez asegura que han solucionado «problemas que se arrastraban desde hace años», como el desbloqueo del área de Personal del Ayuntamiento, con la derogación del articulo 38.3, que limitaba el número de gratificaciones retribuibles, es decir, horas extras. «Hemos apuntalado el Ayuntamiento, aunque hay proyectos que por la situación económica no se pueden poner en marcha», argumentó en el tradicional balance de los cien días.

El PP critica al tripartito de Íscar por anteponer «intereses personales»

El Partido Popular, único partido de la oposición en Íscar –ganó las elecciones municipales pero CI-CCD, Ciudadanos y PSOE pactaron para formar gobierno–, valora negativamente los cien primeros días de gobierno del tripartido, informa Cruz Catalina, ya que consideran que han antepuesto los «intereses personales a los generales». Así al menos lo asegura el portavoz de la formación en el Ayuntamiento, José Andrés Sanz, al mismo tiempo que advierte de que «hacer una coalición no es compartir a trozos un pastel». «Es el mismo equipo que hace cuatro años, pero con siglas diferentes;no han desarrollado ningún proyecto sólido», lamenta.