Portillo regresa al pasado con una multitudinaria feria medieval

Desfile musical por las calles durante el 'Portillo Medieval'./S. F.
Desfile musical por las calles durante el 'Portillo Medieval'. / S. F.

La localidad celebró este fin de semana la décima edición de la fiesta con un mercado artesanal formado por 23 puestos

S. FERNÁNDEZPortillo

Escudos, cotas de malla, trajes de época, espadas y armaduras. Portillo regresó este fin de semana al siglo XIII con una de sus citas anuales más importantes: la fiesta medieval, una feria en la que el municipio se sumerge en el pasado en unas jornadas que combinan el ambiente propio de la época con música, recreaciones históricas, exposiciones, gastronomía, ocio familiar y talleres participativos.

Esta cita, promovida por la Asociación Amigos de los Castillos en colaboración con el Ayuntamiento, celebró este fin de semana su décimo aniversario con una importante novedad: el mercado medieval, situado en la pintoresca plaza de la villa y constituido por 23 puestos de artesanía –seña indiscutible de identidad del municipio–.

Cerca de 2.000 visitantes no quisieron perderse la cita con la historia y se acercaron hasta la localidad vallisoletana para disfrutar de la variedad de productos que se exponían este año, como juguetes, artículos de cuero, cosmética natural y embutidos o dulces, entre otros.

Cabe destacar la proyección que ha conseguido alcanzar esta feria. Los cuidados escenarios, el vestuario, la demostración de oficios artesanos, la actuación de juglares que se acercaron desde diferentes puntos de la geografía española, tales como Baleares, Asturias o País Vasco dejan entrever la larga trayectoria que aún le queda a la feria.