La plaza de Luis Braille de Valladolid luce su nuevo espacio peatonal a falta de los remates y el asfaltado

La plaza de Luis Braille está ya urbanizada a falta de rematar los parterres en torno al arbolado./J. Sanz
La plaza de Luis Braille está ya urbanizada a falta de rematar los parterres en torno al arbolado. / J. Sanz

Batallas perderá una vía de entrada hacia la calle Covadonga desde Vadillos y ganará tres carriles de salida desde Pólvora

J. Sanz
J. SANZValladolid

Las obras de urbanización del núcleo central de la plaza de Luis Braille van poco a poco viendo la luz después de meses empantanadas para renovar las canalizaciones subterráneas y estos días, por fin, muestran ya su futuro dibujo peatonal desde la prolongación de las calles Renedo y Pólvora de cara a su anunciada apertura, salvo sorpresa, a mediados de mayo, con un mes retraso sobre el calendario previsto inicialmente para la ejecución de unos trabajos presupuestados en 428.955 euros. Los operarios han colocado el adoquinado, plantado los árboles –los cinco serán, en un futuro, de gran porte– e instalado las farolas de la plazoleta central y los postes semafóricos que regularán el nuevo dibujo de los carriles que distribuirán la circulación en este concurrido nexo de unión entre los barrios de Batallas, Vadillos, San Juan y Pilarica.

Los trabajos de remodelación de la plaza de 'la telefónica' afrontan ahora su recta final a la espera del asfaltado de los viales para vehículos, la colocación de los bancos y la plantación de césped en los parterres habilitados en el espacio peatonal. Nada que ver, cuando los vecinos pueden estrenar su plaza, con la antigua mini rotonda central de un nudo de circulación que se diseñó en su día para los vehículos y que ahora pasará a convertirse en un plaza con espacio para los peatones. Los conductores, eso sí, contarán con tres carriles de circulación que prolongarán, por un lado, la calle Pólvora (desde Batallas) y que discurrirán, en perpendicular, a los pies del edificio de Telefónica para distribuir el tráfico hacia las calles Renedo , Santa Lucía, Santiago Rusiñol o Gabriel y Galán. Los vecinos de Batallas, eso sí, perderán una vía directa de entrada a su barrio desde Vadillos por la calle Covadonga, a la que ahora solo se podrá llegar desde Gabriel y Galán.

Los semáforos regularán el tráfico en este nexo de unión entre Batallas, San Juan, Vadillos y Pilarica

Y es precisamente Batallas el barrio más afectado por los seis meses de trabajos en la plaza de Luis Braille, que mantienen cortado al tráfico la calle Covadonga, invertida la circulación en Pólvora (ahora se permite salir hacia Huelgas) y estrechado notablemente los dos carriles de Gabriel y Galán. Todo esto será historia, en teoría, en menos de un mes y entonces los vecinos estrenarán un espacio peatonal con media docena de árboles (ya plantados) que prolonga las aceras de las calles Renedo y Pólvora y al que se podrá llegar también por un paso de cebra desde el lateral de las calles Covadonga y Gabriel y Galán.

Las obras en Luis Braille debieron concluir el 14 de abril, cuando la empresa pidió un mes más de plazo que, en principio, sí podrá cumplir.