La plantilla y la producción de la nueva fundición de aluminio de Renault se duplicará en 2019

El presidente del Gobierno recibe explicaciones de la nueva fábrica de aluminio. / RAMÓN GÓMEZ

El director adjunto de Grupo Renault,Thierry Bolloré destaca durante la visita del presidente Pedro Sánchez que las nuevas instalaciones llevan al conjunto industrial español a los primeros puestos en competitividad

Julio G. Calzada
JULIO G. CALZADAValladolid

La fundición de aluminio inyectado que acaba de poner en marcha Renault en la planta de Motores de Valladolid duplicará su capacidad de producción y también su plantilla el año próximo. La fundición, que recibió ayer la visita del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, surge con cuatro presas de fundición de cárteres para los propulsores que se fabrican en la factoría vallisoletana, pero en solamente un año la superficie se duplicará con una segunda nave facilitada por la Junta de Castilla y León en la que se instalarán otras cuatro presas de fundición para alcanzar una producción superior al millón de unidades cada año y que supondrá que el número de empleados de esta área industrial pasará de los 130 actuales a casi cuatrocientos cuando ambas instalaciones se hallen a pleno rendimiento.

La puesta en marcha de la fundición de aluminio supone, en palabras del director general de Grupo Renault, Thierry Bolloré, la confirmación del peso de España en el grupo automovilístico y, sobre todo, asegura la competitividad y el futuro de unas instalaciones fabriles que pasaron por serias dificultades a finales del década anterior, cuando la planta de Carrocerías y Montaje vallisoletana estuvo a punto de cerrar. Diez años después y con tres planes sucesivos industriales, el conjunto industrial de Renault en España tiene asegurada carga de trabajo y actividad para los próximos años y sus plantas se sitúan en los primeros puestos para la adjudicación de futuros encargos por parte de la multinacional.

El presidente del Ejecutivo anunció al término de la visita en su intervención ante un grupo de trabajadores de la compañía que la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y los sindicatos firmarán «una estrategia de país» dijo con el sector de la automoción en España basada en el establecimiento de una legislación estable como primer paso que de seguridad jurídica a las inversiones, además de la puesta en marcha de un plan de inversiones productivas y por último, el desarrollo por una parte de nuevos planes de Formación Profesional y la intensificación por otra de la denominada Formación Dual. Sánchez estuvo acompañado durante la visita por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el director general adjunto del Grupo Renault, Thierry Bolloré además de por el director general de Fabricación de Grupo Renault y presidente de Renault España, el vallisoletano José Vicente de los Mozos.

El presidente de la Junta manifestó por su parte que el Ejecutivo autonómico destinará un total de 21 millones de euros a las naves del proyecto de inyección de aluminio, la nave A, que ya se encuentra en serficio y la nave D, cuyo proyecto está adjudicado y se espera que entre en funcionamiento el próximo año. Resaltó Herrera el compromiso de Renault con España y con Castilla y León «frente al abuso de otras multinacionales» dijo en relación a la decisión de Vestas de cerrar la producción en su factoría de León y destacó en este sentido el 'patriotismo' demostrado por De los Mozos que «sin perder la visión global es capaz de aplicar criterios locales», comento el presidente regional.

El acto contó con la presencia también de la ministra de Industria, Reyes Maroto, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, además de los dos secretariso generales de los sindicatos CC. OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos