Piden prisión para el cuñado del novio tras una pelea durante la celebración de una boda en Valladolid

Plaza Martí y Monsó, cerca del lugar donde se produjo la pelea./El Norte
Plaza Martí y Monsó, cerca del lugar donde se produjo la pelea. / El Norte

Entre los siete acusados figuran también el novio y su hermano, otros tres hombres y un camarero del establecimiento

El Norte
EL NORTEValladolid

La Fiscalía de Valladolid solicita distintas penas, tanto de cárcel, en uno de los casos de hasta tres años, y multas de diferente cuantía para siete personas que hoy compartirán banquillo en la Audiencia Provincial con motivo de una pelea registrada en junio de 2016 en el bar 'La Tasquita', de la calle Caridad, tras la celebración de una boda.

Entre los acusados figuran precisamente el novio, Sergio A.H; su hermano, Alejandro, y el cuñado de ambos, Santiago F.F.B, junto con otros tres varones, Samuel G.P, Cándido R.H. y Alberto P.L, quienes supuestamente iniciaron las hostilidades al dirigirse a modo de mofa a la novia del primero, de nacionalidad india, y un camarero del mismo establecimiento que se puso de parte de estos últimos, informa Europa Press.

En su escrito de calificación provisional, el fiscal solicita la pena más elevada, tres años, para el cuñado de ambos hermanos, Santiago F.F.B, por delito de lesiones, y penas de nueve meses de prisión para cada uno de los tres varones del bando rival, Samuel G.P, Cándido R.H. y Alberto P.L, por delito de relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y, además, multa de 480 euros para el primero de estos últimos y 720 euros para el segundo de ellos por delitos de lesiones leves y maltrato, respectivamente.

Asimismo, en el bando de los participantes en la boda, el novio y su hermano, Sergio y Alejandro A.H, han sido acusados de un delito de lesiones leves -les piden 480 euros de multa-, mientras que el camarero de bar, José María G.O, se expone a otras multas que suman 840 euros por un delito de lesiones leves y dos de maltrato leve.

El acusador público interesa además el pago de distintas cantidades en concepto de responsabilidad civil por los daños que se ocasionaron unos a otros, tanto físicos como en sus pertenencias.

La trifulca se produjo sobre las 23.20 horas del día 25 de junio de 2016 en el referido bar, donde parte de la comitiva nupcial se disponía a cenar unos bocadillos y tomar unas consumiciones, entre ellos el novio y su esposa, de nacionalidad india, cuyos rasgos típicos -piel oscura y ojos y cabello negro- fueron, supuestamente, el origen de los incidentes que se sucedieron a continuación.

Y es que, según el relato de hechos del fiscal, los anteriores coincidieron en el establecimiento con otros tres acusados, entre ellos Cándido R.H.C, quien, a modo de mofa sobre la nacionalidad de la novia, comenzó a entonar la canción del «pita...pita...pital...del...» conocida por ser la banda sonora del anuncio de Coca-Cola ambientado en India, provocando la risa de sus acompañantes, que participaron activamente en la burla y sin que ninguno de ellos corrigiera a su amigo.

Tras acercarse a ellos alguien del grupo procente de la boda para que depusieran su actitud, los tres acusados de atentado contra los derechos fundamentales obedecieron pero poco depués volvieron a continuar con la canción, mofándose de la novia y de los invitados indios, al tiempo que se dirigieron a ellos con frases despectivas e insultos.

Llegaron a proferir expresiones como «agarras a españoles y has engañado a un español por el dinero», tras lo que una hermana del novio se acercó a quienes cantaban, les dijo que se callaran y que eran unos sinvergüenzas, ante lo que uno de los miembros del grupo la insultó. Otro comenzó a tirar vasos, empujó a la novia, la pisó el vestido, que resultó roto, y causó la caída de su teléfono móvil, añade Efe.

A partir de ahí se sucedieron las agresiones entre unos y otros, que, supuestamente, inició Samuel G.P cuando, armado con una silla, la emprendió a golpes con el novio y su hermano, quienes resultaron heridos, al igual que el primero de ellos, con la particularidad de que éste sufrió la fractura del incisivo superior derecho a causa del cabezado que, presuntamente, le propinó el cuñado del novio, Santiago F.F.B, que por ello se enfrenta a la solicitud de pena más dura.