Pepito Grillo también trabaja en fiestas en Valladolid

Carteles sobre los paraísos fiscales de la organización FISC. /A. G. E.
Carteles sobre los paraísos fiscales de la organización FISC. / A. G. E.

La Feria del Cooperante y el aniversario del Ecomercado invitan a reflexionar sobre algunos de los males del mundo actual

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

«¿Vamos a quedarnos aquí a esperar a que se llene o qué?», preguntaba un zagal con simpática impaciencia a sus padres. Eran las doce del mediodía y el Tío Tragaldabas acababa de hacer entrada en la plaza de la Cúpula del Milenio. Dentro del iglú, a salvo de la torradera que caía sobre el cemento, se celebraba una nueva jornada de 'ludogaming', otra de las apuestas del programa festivo para los más jóvenes.

Y entre ambas citas, al mismo tiempo, acababan de colocar los expositores, los cartelones y el material divulgativo los participantes en la Feria del Cooperante. Un extraño invitado a la fiesta. Un atisbo de conciencia a lo Pepito Grillo incrustado en las fechas más adecuadas para el comportamiento más inconsciente, como demuestran las toneladas de basura que se recogieron por toda la ciudad: en las Ferias, en las casetas 'de arriba', en las casetas 'de abajo', tras el concierto... Incluso la calle Pasión quedó regada de ramas de romero -con un aroma evocador, eso sí- tras el paso de la procesión.

Ecomercado en la Plaza España, un año después de la puesta en marcha de la iniciativa.
Ecomercado en la Plaza España, un año después de la puesta en marcha de la iniciativa. / Rodrigo Jiménez

Las ONG participantes -Cebú, Alianza por la solidaridad, Anawim, FISC, coodinadora de ONGD de Castilla y León, además del Consejo Local de la Juventud y Aquavall- celebraban el Día Internacional del Cooperante, que está fijado en el 8 de septiembre, lo que lo coloca en pleno calendario festivo vallisoletano. Era la primera vez y trataron de completar la labor informativa, como el tremendo panel sobre los paraísos fiscales y dónde se concentra/esconde la riqueza mundial, con actividades más lúdicas, como talleres, juegos y las actividades propuestas por Physics League, espectaculares en el campo de la divulgación científica para todos.

Al mismo tiempo, en la Plaza España, el Ecomercado celebraba abarrotado su primer aniversario. Verduras y hortalizas de temporada, como esos tomates feos tan sabrosos que aún quedan en algunos lugares, una degustación de un risotto realizado allí mismo, bajo la sombra de la marquesina... Y al final, otro panel. Otro recadito de Pepito Grillo que recordaba los porqués de estos productores ecológicos. Entre ellos, «utilizar variedades y razas autóctonas», «basarse en sistemas agrícolas organizados localmente» y «contribuir a la lucha contra la despoblación en el medio rural».

La marquesina, repleta de público en la duodécima cita del Ecomercado, que se celebra los segundos domingos de cada mes.
La marquesina, repleta de público en la duodécima cita del Ecomercado, que se celebra los segundos domingos de cada mes. / Rodrigo Jiménez