Las penalizaciones y reformas frenan las jubilaciones anticipadas

Un grupo de jubilados se dispone a coger un vuelo. /Fernando de la Hera
Un grupo de jubilados se dispone a coger un vuelo. / Fernando de la Hera

Valladolid tiene 4.480 menores de 65 años ya retirados, que son 845 menos de los que había hace diez años

ÁNGEL BLANCO

Punto uno: la edad legal de jubilación en España es, en 2018, de 65 años y medio para quienes hayan cotizado menos de 36 años y seis meses; y de 65 años para los que hayan cotizado más. A partir de 2027, será de 67 años.Punto dos: la última reforma de las pensiones, de 2013, incrementó tanto la edad como los años de cotización para acceder a la jubilación anticipada: dos años menos que la edad legal de jubilación de cada momento si es voluntaria y cuatro menos si forzosa, con 35 y 33 años laborales respectivamente. La edad también se va incrementando, hasta los 65 años de 2027. A la jubilación anticipada se le aplican unos coeficientes reductores, ya que el trabajador recibirá la prestación durante más tiempo. Dependen de los años cotizados y de si la jubilación anticipada es por causa voluntaria o no y oscilan entre el 6% y el 8% anual, según el caso. Punto tres: según los últimos datos oficiales, la edad efectiva de jubilación, a la que dejan los españoles de trabajar según la estadística, fue en 2017 de 64,1 años por tercer ejercicio consecutivo, tras bajar desde los 64,2 de 2014.

El hecho es que lo que no han conseguido reformas y penalizaciones en Castilla y León, donde la cifra de retirados menores de 65 años se ha incrementado el 15% con respecto a la de 2008, un crecimiento cuatro veces mayor que el de todo el país, en el caso de Valladolid sí lo han logrado. Las jubilaciones anticipadas se han frenado en la provincia, que tiene en la actualidad 4.480 personas menores de 65 años ya jubilados. Son 1.025 menos, una reducción de casi el 16%, con respecto a las que había diez años atrás.

Tiene Valladolid, a fecha de 1 de octubre, 107.104 pensionistas contributivos, de los que la mayoría, 70.598, son beneficiarios de prestaciones de jubilación, las más elevadas del sistema. El segundo grupo más numeroso es el de las viudas, con 22.889 personas, y a continuación se sitúan los pensionistas por incapacidad permanente, con 9.587. La nómina se completa con 3.395 prestaciones de orfandad y 635 a favor de familiares.

Desde el punto de vista de la edad, el grupo más numeroso es el de los pensionistas de 65 a 69 años, con 20.317 personas que representan el 19% del total, seguido de cerca de quienes tienen entre 70 y 74, con 19.900 hombres y mujeres. El tercero es, según los tramos que ofrece la Seguridad Social, el colectivo de mayores de 85 años, con 17.405 personas.

Sin embargo, si agrupamos en una sola 'cesta' de edad a todos los beneficiarios de cualquier tipo de prestaciones menores de 65 años, el resultado es que las 20.923 personas conformarían el grupo de pensionistas más numeroso. De ellos, casi la mitad son quienes sufren una incapacidad permanente, con 9.565 personas, que son prácticamente la totalidad del colectivo, ya que a partir de los 65 años pasan a percibir pensión de jubilación. Además, están los 4.480 jubilados anticipados, de los que 4.427 tienen entre 60 y 64 años, mientras que hay 48 personas jubiladas con entre 55 y 59 y cinco más con entre 50 y 54 años de edad. También hay 3.568 vallisoletanas que perciben una pensión de viudedad que aún no han cumplido los 65 años; 2.983 huérfanos y 327 pensiones a favor de familiares menores de esa edad.

Trabajar más allá de los 65

Quienes, por el contrario, optan por retrasar el retiro laboral reciben una pensión superior en función del número de años que han cotizado después de la edad legal de jubilación. La bonificación está entre el 2% y el 4% por cada año de prolongación de la vida laboral.

Los registros de la Seguridad Social colocan el corte en el caso de los afiliados al sistema en alta laboral en los 64 años e informan de que en Valladolid hay 1.304 varones y 1.033 mujeres cotizando por encima de esa edad, es decir un total de 2.337 personas. La mayoría trabajadores son autónomos, que se ven afectados por historiales de cotización más precarios que los asalariados, quienes, por otro lado, en no pocos de esos 4.480 jubilados anticipados con que cuenta Valladolid en la actualidad nhan tenido opción para impedir la anticipación de sus retiros.

 

Fotos

Vídeos