Palazuelo recuerda su tradición marranera en la fiesta de la matanza

Mayores y niños siguen el ritual de la matanza./ M. G. M.
Mayores y niños siguen el ritual de la matanza. / M. G. M.

José Delfín Val fue el pregonero del acto y Eugenio García Rojo recibió el título de matancero de honor

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁN

Un año más, Palazuelo de Vedija ha celebrado hoy la popular fiesta de la matanza en la que cientos de visitantes se acercaron hasta a la terracampina localidad para presenciar el ancestral rito, que este año tuvo como ilustre pregonero al escritor y periodista José Delfín Val, quien hizo gala de su gran acervo cultural. «La matanza del cerdo ha tenido un carácter festivo, algo extraordinario, reverencial, que no han tenido otros animales», resaltó. A continuación, el gerente de Adri Valladolid Norte, Eugenio García Rojo, fue nombrado matancero de honor y agradeció el título al ser Palazuelo «un pueblo que no ha renunciado a sus tradiciones y que ha sabido hacer de estas un elemento de atracción turística». El alcalde de la localidad, Salvador Fernández, destacó que la matanza en Palazuelo tiene un sentido especial «porque es el pueblo de los marraneros». Acto seguido comenzó el ritual de la matanza. El cerdo, ya sacrificado y sangrado, fue chamuscado para ser raspado con las cuchillas y, más tarde, abierto en canal, para extraerle las vísceras y lavarlo con agua.

Hecha la matanza, dio comienzo una exhibición de danzas a cargo del grupo Besana. La mañana finalizó con una comida popular en la que los alimentos principales fueron salchichas chorizos y jijas.

 

Fotos

Vídeos