Un nuevo concepto de ocio y templo para amantes del rock

Los hermanos Arribas Pascual, en su local riosecano../F. Fradejas.
Los hermanos Arribas Pascual, en su local riosecano.. / F. Fradejas.
Alejandro y Alberto Arribas Pascual, Escape-Bar Mónaco (Rioseco)
Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Además de compartir genes y la afición por grupos musicales como Extremo Duro o Afónicos Perdidos, ahora comparten también negocio. Alejandro (40) y Alberto (28) Arribas Pascual son dos hermanos que acaban de poner en marcha el Escape-Bar Mónaco en Medina de Rioseco. Un nuevo concepto de ocio que aúna los servicios de un escape room, actividades al aire libre y un servicio de bar cafetería en un ambiente relajado.

El currículum de Alberto está plagado de experiencias en muy diferentes sectores. Ha sido guía turístico, vendedor de seguros, técnico de inventario, cajero de supermercado y también sabe lo que es trabajar en la cadena de una gran fábrica. Desde muy joven ha compaginado estos empleos con otro que lleva en la sangre, la hostelería. Se crió en el Bar Asturias de su pueblo. Un local emblemático que regentó su abuelo Beto. Más tarde, también su madre se hizo cargo del Casino Círculo de Recreo, donde aprendió el oficio. Ya de mayor ha trabajado en distintos establecimientos dando siempre un trato especial a cada cliente. Un buen día se planteó la idea de montar su propio negocio y en cuanto se le presentó la oportunidad, no lo pensó dos veces. Eso si, quiso hacerlo con alguien de su máxima confianza, su hermano.

La historia laboral de Alejandro es muy diferente a la de su hermano pequeño. Inició los estudios de FP por la rama de electricidad. Pronto vio que aquello era lo suyo, pero los libros no, así que los aparcó y se puso a trabajar como soldador. Presume de que a sus 40 años, ya tiene 25 cotizados, todos en el sector del metal. Domina la carpintería en aluminio, PVC y hierro y siempre ha trabajado para terceros, aunque llevaba tiempo planteándose la idea de ser su propio jefe. «He pasado mucho frío trabajando siempre a la intemperie. Era duro. Tenía ahorros y vi que era el momento adecuado para dar el paso. Yo no tenía experiencia detrás de la barra, pero mi hermano en eso es el mejor y quería aprender de él. Era la oportunidad para los dos», cuenta Alejandro.

Escape-Bar Mónaco

Emprendedores.
Alejandro (40) y Alberto (29) Arribas Pascual.
Fecha de inicio de la actividad.
21 de diciembre de 2018.
Contacto.
Calle San Juan, 29 –47800 Medina de Rioseco www.escapebarmonaco.com Telf: 699 000 073.

Encontraron el local ideal donde antaño estuvo el bar Mónaco, nombre que mantuvieron por los grandes recuerdos de infancia que les traía. Ellos hicieron toda la obra y en cinco meses lo tuvieron listo, aunque esperaron para abrirlo, hasta tener todos los permisos. Alejandro ha recibido dos subvenciones, una por valor de 9.000 euros de la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos, correspondientes a la medida 'LEADER'; y otra de 2.000 euros para empresas de nueva creación, de la Diputación Provincial. Alberto ha recibido la ayuda para jóvenes emprendedores de la Diputación, por valor de 2.900 euros.

«Desde el Ayuntamiento y desde el Colectivo Tierra de Campos, el apoyo ha sido total. Otra ayuda imprescindible ha sido la de Marlén, nuestra gestora y el alma de esta empresa. Ella desarrolló toda la idea de negocio, se encargó de tramitar nuestras altas y de toda la parte administrativa. Sin ella, esto no hubiera sido posible», agradecen estos emprendedores riosecanos.

«Es mi primera experiencia como autónomo y estoy feliz, aunque no tengo mentalidad de jefe. He sido oficial de primera durante años, con personas a mi cargo, pero siempre he sido uno más. Me gusta tratar a todos como compañeros, no como subordinados. Ahora sigo pensando lo mismo. Si algún día aumentamos la plantilla, seré compañero de mis empleados», comenta Alejandro.

Escape Bar Mónaco es un lugar diferente. Un auténtico templo para los amantes del rock. Llama la atención su cuidada iluminación y una decoración que deja entrever la personalidad de sus dueños. Las paredes están plagadas de murales en los que aparecen las bandas de rock favoritas de estos hermanos. Platero y tú, Triana, Extremo Duro, Afónicos Perdidos y Metállica, entre otras. Sin duda, un sitio diferente en el que pasar un rato agradable a cualquier hora del día, porque los hermanos Arribas abren a las 5 de la mañana y cierran bien entrada la noche. «Empezamos dando desayunos, seguimos con el vermut y nuestro punto fuerte son las cervezas de la tarde. Aguantamos hasta la primera copa. Intentamos que todos nuestros proveedores sean del pueblo o de la comarca, porque, al fin y al cabo, ellos son también nuestros clientes».

También tienen un servicio de comedor, en el que ofrecen cenas y comidas temáticas para grupos, donde, además de disfrutar de un exquisito menú, uno se divierte mientras se sumerge en una aventura de escape. «También organizamos juegos personalizados, donde el homenajeado es el verdadero protagonista», dice Alberto. Sin duda, una oferta diferente, que incluye, comida y ocio por 30 euros por persona. Las reservas se hacen con un mínimo de tres días de antelación y el menú es cerrado. «Está funcionando muy bien. Todo el mundo sale encantado. Nosotros somos muy aficionados a los juegos de escape y queríamos ofrecer algo diferente», dicen.

Pero su oferta va más allá. Alberto y Alejandro han querido convertir su pueblo, en un gran juego de escape. Las calles y monumentos de Medina de Rioseco son los protagonistas de una jornada detectivesca, gracias a la cual, los participantes conocen el municipio mientras descubren pistas y asumen retos, a la vez que comen y visitan las tiendas y museos de la localidad. «Todo el que venga, tiene la diversión asegurada», animan estos hermanos».

Fotos

Vídeos