Motauros calienta motores con más de mil inscripciones

El comisario de la muestra, Quintín Muelas, explica los detalles de una Terrot de 1919 al presidente del Motoclub y al alcalde de Tordesillas (i)./
El comisario de la muestra, Quintín Muelas, explica los detalles de una Terrot de 1919 al presidente del Motoclub y al alcalde de Tordesillas (i).

Los organizadores esperan la venta de más entradas durante los últimos días y los hoteles han colgado ya el cartel de completo

MÓNICA MUÑOZtordesillas

Ya está todo preparado en Tordesillas para albergar la XVI Concentración Motorista Internacional de Invierno (Motauros 2016) que arrancará el próximo jueves 14 de enero y que hasta el domingo 17 transformará a la Villa del Tratado en una cita multitudinaria de moteros. Para calentar motores, los organizadores inauguraron el domingo la exposición Motos Clásicas, una muestra de 20 joyas que se podrá visitar hasta el próximo 24 de enero en la sala de exposiciones Norte de Castilla.

Motos Clásicas es una oportunidad única de ver las motocicletas que han escrito la historia del siglo XX. Desde una Terrot del año 1919 cuyo sistema de alumbrado era de carburo, por lo que el piloto debía ir siempre con fósforos para encender el mismo las luces, hasta los primeros modelos de marcas como Mobylette o Norton, principal distribuidora inglesa de motocicletas durante la II Guerra Mundial.

Las 20 motocicletas pertenecen a coleccionistas privados, entre ellos, Quintín Muelas García, Aureliano Espinosa y Jesús Sánchez. Muelas, viticultor de la zona y apasionado de las motocicletas, ejerció ayer como comisario de la muestra y explicó los detalles y anécdotas de cada una de las piezas. Como ejemplo, destacó una Ducati de 1976 cedida por Pablo Martínez con la que el piloto ha sido varias veces campeón de Castilla y León en 2012 y 2013 en la categoría de 500 cc de motos clásicas.

La muestra también alberga el modelo más popular de Junak, la M10, a la que se conoce como la Harley Polaca, una Armor de 1930 con motor de válvulas laterales y a la vista (el aceite de esta moto se regula de forma manual), o una Whizzer con motor de cuatro tiempos de 1947 conocida como El Silbido. Muelas detalló que cuando esta motocicleta estaba en marcha sólo se escuchaba el silbido del aire aspirado por el carburador.

Motos Clásicas también muestra una Lube de 1960, una moto que fue muy utilizada por la Guardia Civil y que ha participado en la ruta Tordesillas-Lisboa y Tordesillas-Hagetmau o una Harley Davidson con motor Shober de 1972, uno de los últimos modelos antes de la incorporación de los sistemas electrónicos. La exposición se podrá visitar durante la concentración de Motauros del 14 al 17, en horario ininterrumpido de 12:00 a 22:00 horas, mientras que el resto de días se podrá ver de lunes a viernes de 19:00 a 21:00 horas, y sábados y domingos de 12:00 a 14:00 horas y tardes de 19:00 a 21:00 horas. Todos los inscritos en Motauros podrán acceder a la colección de motos de forma gratuita, al igual, que todos los niños de hasta 12 años. Para el resto, la entrada tiene un coste de 1 euro.

Mirando al cielo

La concentración de invierno ya ha superado las 1.000 inscripciones, una cifra algo más baja que la de años anteriores, según adelantó el presidente de Moto Club de Tordesillas, Juan Carlos Ruiz Hernández. El responsable de Motauros sostuvo que debido al mal tiempo de estos días los moteros esperan al último momento para comprar su entradas para ver si cambia o no la meteorología. De momento, se prevé que en los próximos días mejore el tiempo con menos precipitaciones aunque con temperaturas algo más frías que las del pasado fin de semana. A pesar de la lluvia intensa, Ruiz Hernández adelantó que ya hay incondicionales acampados como el Motero solitario.

Aunque el ritmo de las inscripciones es más lento que en ediciones anteriores, las 600 plazas hoteleras de Tordesillas ya están reservadas al cien por cien, al igual, que los hoteles de la zona que ya han colgado el cartel de completo, según aseguró al respecto el alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela. De hecho, las perspectivas de acercarse a los 15.000 motoristas se mantiene. Al igual que el resto de años, el jueves a las 10:00 de la mañana se abrirá la acampada y las inscripciones. Por la tarde, sobre las 18:00 horas se ofrecerá un tradicional caldo motero, y ya por la noche, a las 20:00 horas arrancará la primera actuación musical a cargo de Los Extraños. Un poco más tarde, el grupo Entrebirras versionará temas de los 80 en la Carpa Principal. El plato fuerte musical será para la noche del viernes 15 con la emblemática banda Los Secretos, que se encuentra de gira aniversario por sus 35 años. Sus teloneros, la banda Mojados presentará su último trabajo No puedo más mientras que en la jornada del sábado 16, la actuación musical correrá a cargo de Momo, calificada como la mejor banda tributo a Queen de Europa.

Junto a las actuaciones musicales, la concentración ha cerrado también el espectáculo motero de Narcís Roca. Mientras que en el marco de sus fines solidarios, los organizadores colaborarán con la Fundación Dani Rivas, la asociación We Can Be Heroes que lucha contra el cáncer y la asociación de Phelan-McDermid, una enfermedad rara que afecta a cerca de 5.000 niños en España. Además, por primera vez, se organizará una campaña de recogida de vidrio en colaboración con Ecovidrio en la que los motoristas que aportan su granito de arena al cuidado del medio ambiente recibirán a cambio regalos.

 

Fotos

Vídeos