Hoteles llenos y cajeros vacíos, balance de Motauros

Trabajdores del servicio de limpieza y voluntarios limpiaron el lunes la zona de acanmpada. /
Trabajdores del servicio de limpieza y voluntarios limpiaron el lunes la zona de acanmpada.

La hostelería calcula en más del 30% el incremento de su facturación por el aumento de clientes

PATRICIA GONZÁLEZtordesillas

Meter la tarjeta por la ranura, marcar el código pin y retirar dinero de la cuenta corriente o de la de crédito fue el movimiento que cientos y cientos de personas realizaron el pasado fin de semana, durante la concentración de Motauros en Tordesillas, en las siete entidades financieras asentadas en la villa. Según las cajas de ahorro y bancos, un total de 150.000 euros es la cantidad que se habrían sacado de los cajeros automáticos durante el viernes y el sábado.

Más noticias

Esta cifra supone una media por entidad de 21.428 euros, a la que habría que sumar al dinero en mano que los visitantes llevaron para gastar en la localidad y todas las operaciones abonadas en los restaurantes, tiendas y establecimientos de alimentación a través de la tarjeta.

Además, según la organización de Motauros, los restaurantes y bares de municipio han incrementado en un 30% su facturación, si se compara con cualquier otro fin de semana del año. Lógico, por otra parte, si se tiene en cuenta que la localidad llegó a acoger el sábado por las calles de su casco histórico a más de 9.000 personas.

Muchos de los hosteleros locales, ante las previsiones de un aumento de participantes en la concentración, decidieron ampliar sus plantillas con una media de dos o tres camareros para ofrecer un buen servicio a los clientes.

Durante la jornada del sábado los restaurantes contaban con más de 80 reservas, cifra que se quedó corta al servir más de 150 comidas hasta bien entrada la tarde. Mientras que ese día fue muy bueno a todos los efectos, como detallaron algunos hosteleros del casco histórico, el ambiente del viernes fue más escaso ya que los moteros decidieron disfrutar de la jornada en las instalaciones de la zona de Valdegalindo, donde en la carpa principal se celebró el concierto de Loquillo. A todos estos beneficios también hay que sumar el lleno completo en las 600 plazas hoteleras de la localidad y en los establecimientos de poblaciones cercanas como Simancas y Geria.

Por todos ello, tanto el motoclub de Motauros como el Ayuntamiento han calificado el pasado fin de semana como «muy bueno» para el sector servicios del municipio, que supone una de las principales fuentes de ingresos, ya que hay que recordar que Tordesillas posee un amplio tejido de infraestructuras dedicas al turismo, y es una de las localidades de la provincia de Valladolid con mayor número de visitantes a lo largo de los doce meses del año.

«Mi valoración es que ha sido un fin de semana muy bueno para Tordesillas», dijo el alcalde de la localidad, José Antonio González Poncela, quien apuntó que, además del lleno total del sábado, «en esta edición de Motauros no hemos tenido ningún incidente ni acto vandálico con el mobiliario urbano, por lo que los participantes han venido a disfrutar sin causar problema alguno».

González Poncela no quiso dejar pasar la oportunidad para felicitar al motoclub ya que, según subrayó, «la organización ha sido perfecta y se han dado una muy buena imagen, por lo que además de darles las enhorabuena quiero animarles a que sigan y que la edición de 2016 sea tan buena como esta».

El servicio de limpieza comenzó ayer las tareas de adecuación del área de Valdegalindo para que el pinar y las zonas próximas al mismo, que fueron utilizadas por la organización de Motauros, vuelvan a lucir igual de limpias que siempre. Las tareas continuarán durante la jornada de hoy.

Buen ambiente

Una vez pasada la resaca de los cuatro días de motos y relajados los nervios previos para que todos los servicios necesarios en la concentración estuvieran a punto, el presidente del motoclub tordesillano de Motauros, Juan Carlos Ruiz, aseguró sentirse muy satisfecho con el desarrollo de esta edición, «ya que nuestro objetivo de mantener las cifras de hace tres años se ha cumplido con creces».

Ruiz apuntó que, al igual que ha ocurrido durante los últimos años, las previsiones meteorológicas no eran las más favorables, «por lo que muchos motoristas de la zona norte de la península decidieron adelantar su viaje el sábado para no encontrarse con nieve en los puertos durante el domingo».

A pesar de esta avanzadilla, que se despidió un día antes de la concentración, Motauros cerró sus puertas el domingo con 13.209 inscritos, cifra que «no es un volumen desorbitado, que tampoco desde la organización lo queríamos, pero más que correcta para un municipio como Tordesillas».

Uno de los rasgos que Ruiz quiso volver a destacar ha sido la ausencia de incidentes durante la celebración de la concentración. Según el motoclub, esta edición ha sido la más tranquila y la de mejor ambiente de los últimos años.

Por el momento, los miembros de la organización se tomarán un pequeño respiro para coger fuerzas y empezar lo antes posible con la planificación del programa de actividades para la decimosexta edición de Motauros.

 

Fotos

Vídeos